miércoles, 14 de enero de 2009

Música de Media Noche

y En 2005, año en que visité varias veces la ciudad de Los Ángeles, algunas veces, con amigos (Bobby, Julia, Chío, Óscar, Miss Jane) fui a algunos bares del Sunset Strip, a escuchar música en vivo y a tomar la copa.

Fue la ocasión de conocer algunas bandas, como la de la Arqueología Pop de hoy. Me refiero a Midnight Movies, formada en LA durante el cambio de milenio, pero con un sonido muy peculiar: el escucharlos es como haber cruzado una barrera del tiempo y estar de vuelta en 1968. Si uno cierra los ojos, casi podría jurar que está en alguna escena de Petulia. Es pop psicodélico, sicalíptico, hermosamente triste, maravillosamente armado. Algo que no es habitual escuchar en esta época, ni siquiera en los "círculos indie" -- esto es más que retro. Es como si Grace Slick se metiera bajo la piel de la vocalista y nos arrastrase por la guarida del conejo blanco.

La banda está integrada por la enigmática y bellísima Gena Olivier (voz y batería), Larry Schemel (guitarra, programación), Sandra Vu (coros, percusiones, teclados y flauta) y Ryan Wood (Bajo eléctrico, viola eléctrica). Todos ellos han mamado la leche nutritiva de la Velvet Underground y Lou Reed y Nico. De Jefferson Airplane. De The Moody Blues. Del mismísimo Donovan de la época del Hurdy Gurdy Man. De aquella banda casi desconocida llamada Pearls Before Swine. El aire siniestro de Bowie en Low. Bauhaus. Los Cocteau. La ola post-punk. Un poco de Ultravox. Un poco de Talking Heads. Y al mismo tiempo, son originales, intrigantes. Sus canciones pasan en un abrir y cerrar de ojos del pop californiano con sol en Malibú, a una invocación desoladora y siniestra en alguna torre derruída.

Los vi por primera vez en el Trobadour, con Jane. Ella había oído hablar de ellos y, sabiendo que me gusta la música de chicas (ojo, no sólo para chicas) me llevó. Acababan de grabar su primer álbum, homónimo. Y me impresionaron mucho. La soltura de Gena Olivier ante el micrófono, sin perder el ritmo de la batería, con su aire de reina del celuloide de una era anterior (yo estoy enamorado de Julie Christie). La voz en una copla bellísima y oscura llamada "Just to Play". Claro, me compré el primer CD en Tower (cuando aún existía, en Sunset Strip) y fui muy feliz. Tuve que volver a verlos, unos meses más tarde, en el Roxy, con otros colegas mexicanos a los que tuve prácticamente que sonsacar para que se aventuraran. Todos quedamos extasiados con su espectacular y monumental versión en vivo de "Nights in White Satin" -- que pueden descargarse aquí, tal y como se interpretó en su EP Nights, grabado en una de esas noches del Roxy en 2006.

Su más reciente álbum es Lion the Girl. Un disco más suave que el anterior, con una atmósfera muy bien establecida. La voz de Gena en control total (como si fuera Martha Davis, la de los Motels, aunque todavía con guiños a Grace Slick y a la diosa teutona) y las gracias oscuras presentes en cada composición, desde la que abre el disco: "Souvenirs", que es una pieza de pop excelente e inquietante.

Midnight Movies es una banda que está sucediendo, por lo que no debería tal vez ser tratada como pieza arqueológica. Pero es importante saber de dónde viene lo que ocurre y atrapa. Lo que se vuelve banda sonora de nuestras pesadillas. Y aquí está.

Los dos álbums se descargan, aquí.

3 comentarios:

g. neidisch dijo...

"...ni en los "círculos indie"..."
Ya me hiciste reir :)
Voy a tratar de checar, no les conozco.
Las referencias suenan bien (retro), pero cuando hablas del sol y Malibú, vienen a mi cabeza los Beach Boys...

Anónimo dijo...

Pasando lista,,,

Still fighting the long defeat,,,

,,,

Miriam June dijo...

Mi niño , usted es pura calidad y finura ...el cover de Night in White Satin esta excelente