viernes, 5 de junio de 2009

Como en trapecio

Algunas veces, la vida es como saltar en trapecio, de un sitio a otro: de una idea a otra, en la perpetuación de la búsqueda de un significado, de la realización de un sueño.

Y saltas,
y saltas,
una y otra vez

Pero algunas veces también es bueno soltar el trapecio y dejarte atrapar por la red de amor (el amor verdadero) que está en torno tuyo, para protegerte.

Es un regalo y no es terrible aprender a aceptarlo. Abrazar (y dejarte abrazar). Aceptar y querer, a ti mismo y a los demás, tal como son.

Entonces todo es revelado.

3 comentarios:

Belen Art dijo...

Me encanta la tu idea de "la vida es como saltar en trapecio" y la comparto.
Nunca habria comparado saltar en trapecios con la vida pero cuando lo lei me parecio muy acertado.

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

¿Porqué siempre tus textos me parecen adecuados a la situación que vivo?
Misterio.
Y me encantan (y me ayudan).
Gracias Miguel.

LuKiA dijo...

¿Y si nos caemos?
Subir, tomar el trapecio y seguir saltado hasta que otra vez haya una red en la cual dejarnos caer.