sábado, 1 de enero de 2011

Rompe el hielo

Dieciséis meses.

Por un momento, pensé que iba a ser para siempre.

Pero, desde luego, sabemos que el "para siempre" no existe.  

Podemos decir que volvemos, aunque no podamos asegurar por cuánto.

Pero este día ostensiblemente se supone que es de principios.
 Y éste, más que otra cosa, es un principio.

No sé a dónde  vaya, pero voy.

4 comentarios:

Capitan Frio dijo...

Ajuaaaaaaa!!!

Penélope dijo...

Brindo por el principio, sea por el tiempo que sea. Besos

Victor Gayol dijo...

Es un gusto volverte a leer, Cane!

Maria Iholanda Rondón dijo...

A donde vaya, que la vida me lleve...
aqui te dejo algo para compartir
http://mariaiholandarondon.blogspot.com