martes, 22 de julio de 2008

Genética

En la foto de arriba, Rafelín a los tres meses, Junio de 2008.
En la foto de abajo, Ernestín (o sea, yo en mi encarnación previa) a los tres meses, Septiembre 1974.

33 años no es nada...

6 comentarios:

Miriam June dijo...

entonces ya te cnvencieron de que se parece a ti ehh!!

Pedro Bejarano dijo...

si se pareciera a su abuelo, abuelearía... ¿como se dice en tu caso?

Emilio dijo...

Sorprendente: aunque tus ojos parecen más tristes o más desencantados tal vez.

Miguel Cane dijo...

Mir:

Sí, no queda duda posible. Si fuera mi hijo no se me parecería tanto.


Peter:

"Tiaría"? Pos no sé, pero ahí estamos como dos gotasdiagua.

Joven Emilio:
¿Ya desde entonces se notaba verdad? Pues esperemos que para él sea muy distinto.

Abrazos cariñosos a los tres.

Patricia dijo...

Te convenciste, entonces? :-D

Rafael no tendría nadie mejor a quien parecerse. Sin despreciar a nadie... Me alegro de que se parezca a su tío.

Besos.
P.

Dushka dijo...

Guapisimos.