lunes, 25 de agosto de 2008

¿Dónde vas, dónde has estado?

Un blog una vez soñé...

Hace dos años de esto. Me sorprende la rapidez con la que ha pasado el tiempo (y todo lo que ha ocurrido en mi vida en ese lapso de tiempo... de entonces hasta ahora, prácticamente nada es igual; no hay status quo). También me sorprende que el blog haya tenido una vida tan larga... aún pese a la interrupción que ahora mismo, en efecto cesa.

No puedo cerrar el Alias Cane. Ya no sólo es mío, ¿ven? -- y lo he ido notando de las más diversas formas.

Cuando anuncié que cerraba, el primero en peocuparse fue Jack, mi amigo-y-cómplice, que literalmente corrió por toda la ciudad para buscarme, para saber qué sucedía. Dushka hizo lo propio vía e-mail. Y Viviana, y Paco Peña y David y hasta mi mamá.

Jack lo puso de esta forma: "No puedes cerrar el blog, por que es el faro de otros para encontrarte. Para saber de ti. Para saber cómo estás." Y tiene razón. Desaparecer permanentemente el blog sería algo completamente cruel como lo que hizo Sylvia Plath -- que era capaz de hacer poemas de belleza y gracia devastadoras y también fue capaz de hacer algo sinsentido y brutal con su salida del mundo.

Entonces es que me acerco de nuevo a la idea de un blog, primero con pudor y (de pronto) hasta desencanto, pero al cabo de los días, con ganas, verdaderas ganas de escribir en él.

Y es que sí han ocurrido cosas en los últimos veinte días. Cosas divertidas, cosas tristes, cosas sorprendentes... y todas ellas las quiero contar. Y tal vez las voy a contar. Quizá el formato del blog tendrá que cambiar -- no puedo seguir blogeando diariamente. No tengo la estamina ni la urgencia de hacerlo como el año pasado... pero me siento motivado para volver, para seguir compartiendo con ustedes en este espacio, para seguir hablando de cosas, para seguir escribiendo cosas, no sólo para ponerlas en perspectiva, si no también para que ustedes las lean.

La respuesta a la pregunta de doble filo que hoy da título es entonces, una muy simple en cada caso: "¿Dónde vas?" - No lo sé
"¿Dónde has estado?" - Aquí, aunque no me pudieran ver.

Hoy se retoma el Alias Cane, en su cumpleaños número dos.
Ha demostrado ser resistente, persistente y más constante incluso que yo. Y vuelve, similar pero un poco distinto; sin embargo, verán que todas las entradas que ustedes recuerdan y que a su manera hicieron clásicas (la del "pinche gato", la de Joan Didion y John Gregory Dunne, la de Reader Meet Author, la de la serenidad, la exitosísima de "¡tengo traumas!", la controversial de "me encanta ser una zorra", la de Merlín, todos y cada uno de los retratos...) están intactas y verán que también han vuelto el nunca bien ponderado collage de mi vida y hasta Dorotea, la tortuguita.

Estamos de nuevo al aire, por que éste blog es de, por, para y a través de ustedes.
Y sin ustedes, que leen, no sería posible -- ni tendría lógica de existencia.

Así que por su paciencia, mi gratitud. Y este día en particular, yo los celebro.

8 comentarios:

Ben dijo...

Yay, Alias Cane is back! Me da gusto saber que andas de regreso, my dear. Por acá las cosas también han estado un poco calladas, pero el otoño que se aproxima rápidamente siempre despierta la inspiracón, ¿no?

Besos y abrazos desde el fin del mundo.

Anónimo dijo...

HOLA MI VIDA, BIENVENIDO
ME DA GUSTO SABETE CONECTADO DE NUEVO,
TU FAN NUMERO UNO. CP.

Cuquita la Pistolera dijo...

Je. Yo lo sabía. Anoche pasé por acá para ver si había algo nuevo.
Así pasa, volvemos, mientras tengamos vida, siempre está la posibilidad.
Bienvenido a este lugar, ¡re-bienvenido!

Anónimo dijo...

Jack lo puso de esta forma: "No puedes cerrar el blog, por que es el faro de otros para encontrarte. Para saber de ti. Para saber cómo estás." Y tiene razón.

¡¡¡ CLARO QUE LA TIENE !!!

¡¡¡ Imagínense la red, sí, la WORLD WIDE WEB SIN MIGUEL CANE !!!

No, pos de puritita pesadilla.


Bueno, ya puedo relajarme, ya sé de tí y, aunque con menos frecuencia, seguiré enterándome cómo estás (y cruzando los dedos como muéganos para que siempre sea de Bien a Mejor que nunca).

Un abrazote de...

,,,

Jack dijo...

No lo esperaba tan pronto, pero

WELCOME BACK, MR. CANE!

Anónimo dijo...

Yo tampoco te leo ya como quisiera, sin embargo este link lo tengo en mis favoritos asi como el de David y me da gusto que al menos este no se vaya a volver una momia en ellos.

Mejor regreso!

Toño.

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

Haces falta

Marta dijo...

Me alegra que te dieras cuenta que eso de cerrar el blog no era una buena idea ;).

Besotes guapo.