sábado, 31 de mayo de 2008

Carta de un diletante a un histrión (parte II)

Querido Alejandro M. Calva:

Así que a esto hemos llegado; a decirle adiós a tus treintas. Y a casi veinte años -- será en el 2009- de conocernos, de que nos preguntaran por primera vez si somos parientes (yo siempre digo que sí) y de Así que pasen cinco años, de "¿Y yo? ¿Y yo? ¿Es que no tengo derecho a descansar? Esta noche hay un eclipse de luna. Ya no podré mirarlo desde la terraza. En cuanto paso una irritación se me sube la sangre a los ojos y no veo. ¿Qué hacemos con este hombre? ".

¿Quién nos viera ahora, Calva? -- Ya eres famoso. Por fin sucedió. Sabíamos que iba a ocurrir, pero ya no es como antes, cuando eras un placer adquirido, un secreto entre círculos, nuestro héroe del bachillerato de artes. Ahora sí, ya sucedió. Ya tienes el reconocimiento de las masas --¡tú, el líder del escuadrón I.Q.!- y el trabajo incansable de tantos años --¡ese pinche gato G.C. Miaaaaaaauuu!- ha rendido fruto.

Y puedo decirte que me siento profundamente orgulloso y satisfecho. ¡Mira hasta dónde has llegado! Y creo que es afortunado que este momento de reconocimiento sea coincidental no sólo con tu cumpleaños (a propos de nada, felicidades, manito), si no con este momento tuyo en tu vida: una madurez a la que también te hemos ido viendo llegar. Creo que es lo mejor de todo, que sea hoy, que puedes compartirlo con Ana (que es no sólo testigo, si no también partícipe) y con las gemelas, que ahora son todos ustedes un clan unido, que han establecido una dinámica exitosa.

Te veo desde lejos y me da mucha emoción. Te hiciste adulto; no que cuando te conocí en el '89 no fueras nominalmente un adulto -- eras el mayor de todos nosotros, nuestro Good Guru, nuestro Alexander Superstar... sé que mucha gente que estuvo en el Frida con nosotros, aún lo piensa- ahora eres un hombre de verdad. Te costó mucho trabajo y un camino largo (me consta) y tuviste que interpretar a muchos otros hombres, reales e imaginarios, para encontrar esa voz tuya que ya existía y que ahora todos podemos oír.

Así es que yo te celebro, Alma Caval. No sólo por tu arribo a la década maravillosa que te espera, no sólo por la familia que tienes, los amigos que has cultivado como un jardinero, todos estos años; no sólo por los triunfos que te mereces y has logrado (y los que vendrán). Te celebro por lo dicho, por ser ahora sí, de todas todas, un hombre de verdad.

Aunque la M. sea de María.

Mil abrazos, mil cariños (a los 4), y desde este Finisterre, estaré tomándome una a tu salud.
(o varias)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No me puedo imaginar a Ale haciendo otra cosa por eso creo que llegar a los 40 años siendo un artista y vivir de ello es todo un logro... ahora será mas facil realizar tus sueños artisticos realidad... porque este histrion apenas comienza.

Muchas felicidades
HANNA (la sister)
PD. come sanamente y te TOCA ir al doctor...jajaja

Darling, Estuvo increible la fiesta... bailamos y bailamos... y me eche como 3 a tu salud. besos

-•MiTa CorLeoNe•- dijo...

Q padre amistad! tantos años han pasado y se sigue manteniendo el mismo cariño.

Buen actor y está aprovechando sabiamente las oportunidades que se le están presentando...capadocia...los simuladores ... y pasa como muchas veces, ahora que "pinta" más en la pantalla, empezamos a notar que ya había participado en algo desde hace muuuuucho tiempo. Para buena suerte de él y de su talento, la gente lo ha alcanzado a notar, muchos no corren con esa suerte aunque si tengan el talento.

Un saludo enorme!
Arrivederci

Miriam June dijo...

:) caray .. con los años se han parecido mas.

Un actorazo el Alex,desde siempre,desde la sangre..tenia que llegar el dia,era un torrente desde aquellos años y nosotros tan pequeñitos a su lado ( en muchos sentidos)

y tu Cane amor amoristooo , amorsote que te me perdiste y el maar te trajo( llevandote mas lejos)lo mismo para ti..sigues los pasos de el hermano , los logros estan llegando tambien para ti que te lo mereces!

Honor y gloria pues , a los hijos prodigos del Frida ,pero en esta ocasion especial al buen Alex Calva.