viernes, 2 de mayo de 2008

Un año en este Finisterre

Ya estoy de vuelta en mi casa.

Hoy se cumple un año -- exactamente a la fecha- de que dormí por primera vez (nervioso, asustado, fascinado) en este apartamento.

Es sorprendente qué tan rápido pasa el tiempo.

¡Estoy feliz! ¡Esta es MI VIDA!

(Y la estoy viviendo tan bien como sea posible)

Gracias a todos por su paciencia. Después que me recupere de estas veinticuatro horas de viaje contínuo, me reconecto con el mundo. Por mientras, reciban el trasunto electrónico de mi más afectuoso abrazo.

Daphne du Maurier decía que no se podía volver a Manderley.
Pero yo lo logré.

4 comentarios:

Sebastiana dijo...

Sad, we didnt get to see you... Damn busy days.

CRISTINA dijo...

¡¡Preciosa la foto!!

Y aunque sea un poquito tarde, ¡¡¡felicidades por tu sobrinito!!!
Son muy bonitas también las fotos con él. Es muy guapo.

Besos.

emejota dijo...

Bienvenido, Miguel. Y muchas felicidades.

Un abrazo.

Cobayo dijo...

No hay lugar como el hogar.
Un abrazo