lunes, 30 de junio de 2008

¡Campeones!

No soy pambolero...
...pero el furor fue inescapable.

Por primera vez en 44 años, España es campeona de la Copa de Europa.
(El doble 4 fue de buena suerte, por lo visto)

Así que estos días... ¡fiesta!

(Mañana: ¡Crisis!)

-- algunas cosas no cambian, ni aunque te cambies de continente-

6 comentarios:

Miguel Barrero dijo...

Una simple corrección: España no ha ganado la Copa de Europa, sino la Eurocopa. Aunque parezca lo mismo, no lo es. La primera es una competición de clubes, es decir, un trofeo que se disputan los equipos que mejores clasificaciones obtienen el año anterior en las distintas ligas continentales. La Eurocopa es una competición de selecciones.

La Eurocopa sólo podría ganarla España. La Copa de Europa será, algún día, para el Sporting.

emejota dijo...

De lo cual se deduce que, en fútbol, el orden de los factores sí altera el producto.

Un abrazo

paxton dijo...

¡A celebrar, caray!

Daniel Franco dijo...

¡¡¡Hey!!! Ya te me hacias conocido, escribes en Milenio y lo hacias en La Mosca en la Pared!!! Me gustan mucho tus reseñas, y por lo que leí hoy, tambén tu blog.

Unicornio dijo...

Efectivamente, Miguel: algunas cosas no cambian... aunque se cambie uno de siglo...

Ya los chinos y los vikingos tenían la "deportiva" costumbre de patear cráneos de enemigos, desde hace incluso como 2,000 y 1,000 años, respectivamente. Y supongo que después se les ocurrió pegarle a algún esférico menos, ¿cómo decirlo?, duro, "óseo"... o sea, para "cabecearlo" mejor. Y luego en las ciudades estado italianas (donde nace el famoso "calcio", con juegos que duraban días, entre población y población. El que llegara pateando el bulto, digo, la pelota al otro pueblo, ganaba), donde supongo había que desquitarse de las intrigas palaciegas, pateando algo, jejeje.

Este fútbol. No sé que tiene, que es el más universal de los deportes, aparte del pugilato, bueno, el boxeo y las carreras.

Bienvenido sea el título. Y no porque seamos casi familia, mexicanos y españoles (y mejor no hablo de los árabes y romanos, ¿eh?), sino porque ¡ahh, cómo jugaron bonito, vive Dios!

Y me voy, antes que empiece a usar términos futboleros.

Un balompédico saludo, con afecto, de parte del

líbero Unicornio...

g. neidisch dijo...

viste a Cesc y a Iker?