jueves, 2 de noviembre de 2006

Catrina

¡FELIZ DÍA DE MUERTOS!


Esta distinguida huesuda que ven aquí, es la famosa "Catrina" de José Guadalupe Posada y posiblemente uno de los rostros más célebres de la Parca, Pelona, Huesuda, Tilica, Fría y otros apelativos que le damos en México a la muerte.

Aunque parezca un esqueleto disfrazado de la Tía Mame (como la describió mi amigo Kevin, que vive en Nueva York y nunca había visto una de estas hasta que se la llevé de regalo hace unos años) la mentada Catrina es tan símbolo nacional como el nopal, la tuna, el águila-y-la-serpiente o la Coyolhauqui o el Calendario Azteca.

Es vibrante representación de nuestro moderno culto a los muertos, que deriva tanto de la tradición prehispánica como de las influencias celtas y sajonas (aunque aquí muchos exclamen "¡Sacrilegiooo!" y se rasguen la ropa: pero bien que de niños pedían su calaverita) y sobre todo, una refrescante carcajada ante el temor a lo desconocido.



Al igual que las infaltables calaveras de azúcar (otro de los sabores de mi infancia) y las ofrendas, es parte indispensable de quien somos los que aquí crecimos.

Aquí no le tememos a la muerte. La queremos bien.
Y no sólo el 2 de Noviembre porque se hace puente, que conste.

2 comentarios:

lusín dijo...

me encantan los dibujos de posadas y las catrinas!! mil abrazos

Miguel Cane dijo...

Querido Lusin,

Estoy seguro de que a las catrinas también les gustas tú.

Otros mil.