miércoles, 29 de agosto de 2007

¿Y por ellos, quién?

Hay muchos que no tienen voz.
Hay muchos que ni siquiera tienen boca.

Hay quienes hablan, pero no son escuchados.
¿Quién los apoya? ¿Quién los defiende? ¿Quién los oye y les cree?

Yo soy sobreviviente de una experiencia de abuso sistemático sexual infantil.
No me avergüenzo de decirlo. No es un "sucio secretito". Digo siempre sobreviviente, no víctima. Mis amigos y allegados lo saben. Mi familia siempre lo supo.
Sólo soy uno, entre millones y millones que se suman todos los días.


Eso es lo que me da rabia. Son millones. Y cada uno se siente solo en el mundo, aunque sea parte de una estadística que crece cada semana. Cada día. Cada año.

"Si dices algo, nadie te va a creer. Nadie te va a querer."

Esto es lo que me decía mi violador todas las veces. Hace veinte años que terminó físicamente de hacerlo, pero las cicatrices que dejó siguen aquí. A veces no las veo. Otras, repentinamente se abren y supuran. Él era alguien en quien yo confiaba (a esa edad, nunca es un extraño), alguien de mi familia.
Y resultó ser que tenía razón: cuando hablé, nadie me creyó. Y sentí que nadie me quería.

Todavía hoy hay quienes, aún en mi círculo familiar, no me creen.
Pero hoy ya no me importa que no me crean, o que no me quieran, tampoco.

Conforme te vuelves adulto, te vas fortaleciendo.
Es una mentira eso de que "lo superas y lo olvidas". Eso no sucede.

Cuando te hacen esto, ya sea una sola vez o de manera repetitiva y sistemática, es algo que causa daño permanente, pero si tienes suerte y voluntad (¿ambas?) puedes crecer, hacer que tu horror se vuelva parte de tu fuerza: es parte de ti igual que tu lado luminoso. Te hace pensar no sólo en ti, sino en otros, otros muchos, que están expuestos.

¿Qué podemos hacer para detenerlos?

Señalarlos. Hablarlo. Prevenir. No tener consideración ni piedad ni medias tintas.

El pedófilo no es un "enfermito".
El pedófilo, el pederasta, es la peor clase de criminal alevoso que hay.

La imagen del agresor sexual que acecha a sus pequeñas presas en centros comerciales, parques e diversiones, o alrededores de colegios, es sólo una parte del cuadro. Hay mucho, mucho más. El violador no sólo está en la calle; como dije, en 9 de cada 10 casos, es alguien cercano, de casa. Alguien en quien el niño o niña confía: puede ser, por monstruoso que parezca, el padre, el padrastro, un tío, un primo o un amigo de la familia.

Lo que es peor; en el caso de familiares, muchas veces las madres y los padres lo saben y optan por ignorar la situación (en algunos casos está documentado que a veces son también víctimas del mismo agresor), por "guardarlo en el olvido", de este modo voluntariamente colaborando con su mutismo a la destrucción del espíritu y de la mente de sus hijos.

En Mayo pasado tuvo lugar el Primer Congreso Iberoamericano contra el Maltrato Infantil, bajo el lema: El Abuso Sexual Infantil, Un Problema Global.

Con este tema, se impartieron conferencias y se distribuyó material para alertar a la población, a los padres, a los maestros, a los amigos de menores en grave riesgo o inclusive, ya víctimas de abuso. Uno de los listados que UNICEF ha distribuido es el siguiente, que reproduzco ahora:

"Algunas señales que debemos aprender a ‘leer’ el abuso sexual en menores de edad".

En la apariencia física:

- Dificultades para caminar o sentarse.

- Ropa rota, especialmente la interior o presencia de sangre en ella


- El niño empieza a tocarse mucho, jalarse el pantalón o la falda, repetitivamente.


- Trauma en los senos, nalgas, parte baja del abdomen, en los muslos.


- Embarazo.


- Durante juegos, clases de educación física, práctica deportiva, etc., hay movimientos que se le dificultan al niño o niña.


- Infecciones venéreas. La más común es el condiloma que se presenta como una verruga dolorosa que se deben tratar con cremas o cauterizaciones. Cuando el niño es portador lo acompañarán siempre, especialmente cuando se le bajen sus defensas.


En el estado emocional:

- El niño puede volverse muy retraído y silencioso, algunos desarrollan mutismo. O por el contrario, su comportamiento es agresivo y rebelde en exceso.

- Repentina caída en el rendimiento académico.


- Alucinaciones visuales, táctiles o sensoriales en general.


- Depresión permanente.


- Ponerse ropa sobre ropa, necesidad de utilizar muchas prendas de vestir para dificultar el abuso.


- Después de que el niño ya aprendió a ir al baño vuelve a la etapa de no poder controlar esfínteres. En algunos casos puede retener las heces para que el abusador sienta incomodidad y no lo intente nuevamente.

- Aversión al acto de acostarse, sueños alterados o con pesadillas, no quiere dormir solo, ni que lo dejen solo en su habitación.

- En relación con otros niños, sus relaciones son pobres: no participan en sus juegos .


- Son “muy buenos niños” porque se acostumbraron a complacer.


- No les gusta ir a visitar la casa de algún familiar o amigo. Quiere evitar los viajes familiares o las reuniones.
Manifiestan angustia en presencia de algunas personas.

- Comportamientos y comentarios de adulto con referencias sexuales.


- Terminan huyendo del hogar y acercándose peligrosamente a la prostitución o al suicidio.


¿Cómo podemos prevenir el abuso sexual infantil?

¿Cómo podemos hablar por los niños que no tienen voz?

Si conocen o sospechan de algún caso de abuso, investiguen, pregunten, confronten, denuncien.

La denuncia es el primer paso.

Si un niño les dice que algo sucede, créanle. Podrá parecer imposible, pero recuerden; la vida futura del niño depende de la confianza demostrada. Una vez perdida la confianza del niño, no podrán recuperarla del todo jamás.

El abuso sexual es un crimen que se queda impune casi siempre y el silencio es el peor de los cómplices, porque es el silencio avergonzado de quienes se suponen deben defender al niño.

Consulten con organismos como UNICEF o www.pedofilia-no.org para saber de qué manera pueden ayudar.

Si conocen de un pedófilo, adviertan a los padres y mantengan una cercana atención a los niños. No importa que parezca alguien inofensivo, o incluso contrito, que alege "enfermedad". Advertir es un paso importante para proteger.

Enseñen a sus hijos.

Un espíritu roto puede volver a pegarse, pero toma mucho tiempo y no siempre queda igual.
Hay algunos, más vulnerables, que no lo consiguen nunca. Muchos, muchos son los que se mueren en silencio, siguiendo sus muertes-en-vida sólo para no mortificar, tachados de mentirosos, señalados como criminales, mientras el verdadero predador es recibido por las familias incluso con genuino afecto. "Cosas de niños, ¿cómo creer algo semejante?"

Algunas veces es la rabia lo que te hace levantar el puño en el aire.
Pero no sólo es por ti. Es por todos los demás que vienen detrás. Esto es algo que no puede seguir. No debe. No va a seguir. No mientras abramos los ojos y la boca y saquemos la verdad a la luz, más allá del pudor impuesto, la vergüenza o incluso el dolor oxidado.

Si tu experiencia sirve para salvar a otro, entonces acaso el que nadie te creyera y nadie te quisiera, no fue en vano.

Foto cortesía de Antona. (c) 2006

10 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Miguel, México es el paraíso para los pederastas. La impunidad en la que vivien es asombrosa, gozan casi de protección. No tengo idea de cuántos años de cárcel contempla la ley para ellos pero dudo que sean muchos.
En realidad lo que has escrito es la tragedia que han vivido muchos que ahora son adultos y que siguen viviendo miles de niños en el mundo.
Por cierto ¿qué opinas de las recientes declaraciones de Nicolas Sarkozy (presidente francés) proponiendo la castración química de los pederastas? Es todo un tema ¿no?
Besos

Anónimo dijo...

Que bueno que difundas toda esta información y URLs. Procuraré también colaborar en la difusión.

El pederasta es un asco. Otro tipo de acosadores -virtuales- también.

Un saludote.


P.

hanna berumen dijo...

Darling,

Hamelin de Jose Mayorga es una obra en la que los niños pagan los errores de los mayores y donde la unica persona que se preocupa por ellos es un pederasta(Flautista). Todos saben que algo pasa pero al querer defender al niño padres, psicologos le hacen mas daño, entonces el problema solo cambia de lugar o de nombres. En verdad es nuestra obligación proteger a nuestros niños de personas a las cuales las leyes no castigan correctamente y pronto. En francia estuvo un pederesta encerrado por diez años y al salir abuso de un niño, le encontraron pastillas de viagra, saben de donde las saco?, de un guardia. Ahora imaginate en paises como el nuestro en que todavia hablar de esto es un pecado... es de pensarse.

Patricia dijo...

El pederasta no es un "enfermito", claro que no. Es un h... de p... (no lo pongo todo más bien por respeto a tí, Miguel, no por aquello de que alguien educado no dice ciertas cosas) puro y simple.

Porque eso es quien se aprovecha de un indefenso. Quien hace sentir a otro así... Más que castración química, dan ganas de recurrir a la otra! No tengo términos medios con esto, me enfurece tanto...

En fin. Espero simplemente, que si alguna vez me pasara de que alguien me eligiera para confiarse a mí sobre algo así, tener la actitud adecuada. Sobre todo hacerle sentir que uno le cree.

Gracias por difundir los signos que hay que estar alerta al ver. Yo no los conocía, y nunca está de más saberlos. Al contrario.

Besos
P.

ben dijo...

Hoy leyendo el cuento de Charles de Lint "In the house of my enemy" mis ojos se llenaron de lágrimas. El cuento es la historia de Jilly, un personaje recurrente en las historias de de Lint, y el abuso sexual que sufrió en su niñez y adolescencia.

El problema del abuso infantil no es ficción. Es un problema vivo y creciente en una sociedad podrida. Está en nuestro poder cambiarlo y educar a padres de familia, niños y al público en general que nuestros niños importan y no son un juguete de ningún tipo.

Es una excelente idea el difundir esta información por este medio. Espero que todos tus lectores ayuden a combatir este repugnante problema que envenana nuestra sociedad

Un abrazo, my dear

Merce dijo...

Eres genial, hasta en ocasiones difíciles actúas como nadie.
B7s

Bef dijo...

Además de persona talentosa, eres un ser hermoso. Y muy valiente.

Te queremos.

Bef y Rebeca

Anónimo dijo...

Mi situación es la contraria.

He descubierto que uno de sus profesores está convirtiéndose en amigo, que invita a helados e incluso le tienta con ir a su casa.

Cuando me enteré y le dije que el comportamiento de ese profesor no era el adecuado sólo me encontré con el rechazo de mi hijo, que con lágrimas en los ojos me decía que no podía acusar a alquien que no conocía de ser mala persona.

Por primera vez en su vida no confía en mi y tengo miedo de que entonces empiecen las mentiras, porque si de verdad es un pedófilo mi hijo está perdido.

Ojalá supiera como hacerle entender,que abra los ojos, que tiene que bajarlo del pedestal, que sea consciente de lo que le puede pasar...


Necesito ayuda y no se donde encontrarla, en el colegio no puedo decir nada porque atentaría contra el honor del profesor y desgraciadamente en estos casos no existe la prevención sino la atención posterior.

Tengo tantas ganas de llorar que no puedo pensar.

Nidia F Morales dijo...

Tras la decisión de la Corte Constitucional de abolir los MUROS DE LA INFAMIA, como respuesta a la ponencia del magistrado Rodrigo Escobar Gil, su presidente, la Corte determinó que "afectan la dignidad, el buen nombre y la intimidad" de los violadores y, sobre todo, implican "una segunda victimización" del niño, pues "debe someterse a las dificultades provocadas por la confrontación permanente con la imagen del agresor".

Aunque el tribunal aclara que no quiere formular alternativas, reseña la Ley Megan, aplicada en E.U., donde a los condenados por delitos sexuales los inscriben en un registro público con el fin de que los interesados puedan establecer qué personas con antecedentes viven en su zona.
La concejal Gilma Jiménez amplia su proyecto a Cadena Perpetua y recalca que Articulo 44/Los niños deben prevalecer contra los victimarios.
Prisión Perpetua. La ley de hecho debería ir hasta los 18 años, no retroceder de esta manera atroz.
-----------------
COLOMBIA/¿Paraíso de la infamia?
---------------------------
Pareciera que en lugar de encontrar caminos hacia el mejoramiento, la misma ley nos hundiera en los terrenos movedizos de la ignominia y la desprotección.

Tenemos una Iglesia Católica Apostólica y Romana que insiste en entrar a los Acuerdos Humanitarios pero calla ante la epidemia de violaciones contra jóvenes y niños que cobijan bajo su mismo seno. Ahora incluso, presentan a jóvenes sacerdotes en calendarios que pregonan su sensualidad y juventud. Mientras aplican un doble estándar económico y judicial respecto a las múltiples denuncias que cursan en su contra por violaciones a niños. (Más información: Los Jinetes de la pederastia)

Ahora entonces, dentro del sistema judicial, tenemos que los victimarios tienen más derechos que sus víctimas, y que los muros de la infamia “atentan” contra el buen nombre de un individuo que violó, torturó y muchas veces asesinó criaturas indefensas.

ELEVAMOS NUESTRA MÁS ALTA VOZ DE INDIGNACIÓN POR ESTA ACTITUD.

NO A LA VIOLENCIA INFANTIL. NO A LA VIOLENCIA VENGA DE DONDE VENGA. EXIGIMOS LEYES MÁS FUERTES CONTRA LOS VIOLENTOS Y RESPETO POR NUESTROS NIÑOS.
---------
Me gustó tu blog... y la foto del niño!!!! está hermosa... espero que ya le hayan quitado el castigo.

Nidia F Morales dijo...

Tras la decisión de la Corte Constitucional de abolir los MUROS DE LA INFAMIA, como respuesta a la ponencia del magistrado Rodrigo Escobar Gil, su presidente, la Corte determinó que "afectan la dignidad, el buen nombre y la intimidad" de los violadores y, sobre todo, implican "una segunda victimización" del niño, pues "debe someterse a las dificultades provocadas por la confrontación permanente con la imagen del agresor".

Aunque el tribunal aclara que no quiere formular alternativas, reseña la Ley Megan, aplicada en E.U., donde a los condenados por delitos sexuales los inscriben en un registro público con el fin de que los interesados puedan establecer qué personas con antecedentes viven en su zona.
La concejal Gilma Jiménez amplia su proyecto a Cadena Perpetua y recalca que Articulo 44/Los niños deben prevalecer contra los victimarios.
Prisión Perpetua. La ley de hecho debería ir hasta los 18 años, no retroceder de esta manera atroz.
-----------------
COLOMBIA/¿Paraíso de la infamia?
---------------------------
Pareciera que en lugar de encontrar caminos hacia el mejoramiento, la misma ley nos hundiera en los terrenos movedizos de la ignominia y la desprotección.

Tenemos una Iglesia Católica Apostólica y Romana que insiste en entrar a los Acuerdos Humanitarios pero calla ante la epidemia de violaciones contra jóvenes y niños que cobijan bajo su mismo seno. Ahora incluso, presentan a jóvenes sacerdotes en calendarios que pregonan su sensualidad y juventud. Mientras aplican un doble estándar económico y judicial respecto a las múltiples denuncias que cursan en su contra por violaciones a niños. (Más información: Los Jinetes de la pederastia)

Ahora entonces, dentro del sistema judicial, tenemos que los victimarios tienen más derechos que sus víctimas, y que los muros de la infamia “atentan” contra el buen nombre de un individuo que violó, torturó y muchas veces asesinó criaturas indefensas.

ELEVAMOS NUESTRA MÁS ALTA VOZ DE INDIGNACIÓN POR ESTA ACTITUD.

NO A LA VIOLENCIA INFANTIL. NO A LA VIOLENCIA VENGA DE DONDE VENGA. EXIGIMOS LEYES MÁS FUERTES CONTRA LOS VIOLENTOS Y RESPETO POR NUESTROS NIÑOS.
---------
Me gustó tu blog... y la foto del niño!!!! está hermosa... espero que ya le hayan quitado el castigo.