martes, 21 de agosto de 2007

Se alquila: Chef



Partamos del hecho (y me perdonarán si suena a falta de modestia -- es sólo una declaración de facto) que guiso de maravilla.

No es gracia preternatural; crecí en la cocina de mi abuela María y todos cuantos la conocieron saben que ella era un prodigio para los menesteres de la kitchen. Cuando yo era pequeño y mi abuelo Miguel aún vivía, todos los días la comida era un ceremonial elaborado y algunas veces, hasta espectacular. Así fue como fui aprendiendo el arte de improvisar en la estufa, con los elementos disponibles en la nevera.

No cocino mucho en casa -- a menos de que vaya a recibir visitas- porque no me gusta cocinar platos elaborados para mí solo. La sola idea de lavar todos los sartenes, ollas y platos después me da una pereza pavorosa, así que yo confieso: no lo hago. Pero eso no quiere decir que no sea un buen cocinero, no, no, no (Amy Winehouse dixit).

Anoche pasé por casa de Julián y Coqui, con el plan de hacerla de Paul Bocusse por un día. Llevé mi propia pasta y preparé el siguiente plato: Tortellini en salsa de queso. Comparto la receta, porque es facilísima. Ojo:

A saber se requiere:

1 Paquete de Tortellini [favor de verificar la fecha de caducidad]

1 Paquete de queso estilo Philadelphia

1 Barra de mantequilla

2 Tetra-packs grandes de Nata Líquida (Crema para cocina)

1 Cebolla

Hojas de Laurel

Albahaca

Nuez Moscada

Queso Parmesano rallado

Sal y Pimienta

Gengibre en polvo

En una olla grande se pone a hervir agua. Cuando ésta comience a hervir, se agrega un puño de sal gruesa, media cebolla, Albahaca y las hojas de Laurel. Acto seguido, se pone la pasta a hervir no más de cinco minutos (si se pasa de este tiempo, ya no estará al dente).

En una cazuela, por separado, se pone a derretir la mantequilla. Se le agrega la nuez moscada, sal, pimienta y el queso Philadelphia. Cuando comiencen a derretirse, se agega la nata, todo el tiempo revolviendo con un cucharón de madera. Parte del Parmesano se agrega, para que tome cuerpo la salsa. El gengibre y la albahaca se añaden para dar sabor y aroma.

Mientras la salsa queda, se escurre la pasta en un colador y se deja secar. Se quitan las hojas de Laurel y la cebolla hervida. Acto seguido, en un molde refractario de cristal, previamente untado con mantequilla, se coloca la pasta. Una parte de la salsa se aplica para bañarla y se mete al horno de microondas por no más de cuatro minutos.

Al sacarse del microondas, se vierte el resto de la salsa y se espolvorea con el queso. Se sirve caliente y de inmediato. Puede acompañarse de un vino tinto suave y de pan recién sacado del horno.

Por las caras de alegría y satisfacción de mis anfitriones, creo que fui eficiente y eficaz en poco tiempo y creo que la cena (que fue como plato único) resultó exitosa.

Ergo, se me ha ocurrido una idea. Señora, ¿tiene usted mucha prisa y los invitados están al llegar? Me alquilo como chef. Usted me llama con antelación y yo controlo la cocina, mientras usted se dedica a lo que realmente importa: poner una mesa bonita y recibir a sus visitas como se merecen. No creo que con esto vaya a sacar beneficio ante los demás, más bien creo que es una manera de poner al servicio de vmds mi utilidad.

Que sirva lo aprendido en casa [tendrían que ver ustedes cocinar a mi padre, que para estos menesteres es una sensación, o a mi madre, que lo hace con escasa frecuencia, pero es sumamente creativa] para rendir frutos que sean del gusto de los demás.

Así pues, se alquila Chef. Ya saben dónde contactarme.

3 comentarios:

Yo dijo...

A todos los lectores de este blog: Doy fe que los tortellinis le salieron muy ricos, y la velada muy bien. Habrá que seguir probando platos del Chef Cane, ¿verdad?. Abrazos amiguín.
PD.-Muy importante, no olvidarse de llevar el pan.

Pedro Bejarano dijo...

sería un honor, degustar tus guisos. Aunque creo que ya lo hice alguna vez. Ten por seguro que tan pronto pongas pie en el país, te invitaré aunque sea a tomar café a mi casa para presentarte a mis mujeres. Tomo cita y me apunto en la lista

Anónimo dijo...

Mmmmmmmmmm.... Me encanta la pasta !

Intentaré la receta en casa.


saludos Mr. Cane