miércoles, 6 de febrero de 2008

Miércoles de ceniza

Hoy es miércoles de ceniza.
Después de andar por ahí, con un disfraz prestado (¡muchas gracias!), viendo el carnaval que pasó por mi ciudad, ayer fui al entierro de la Sardina -- que marca el final del Antroxu- y junto con los plañideros fui por la calle, gritando: "¡AAAAAAAAY! ¡Tan buena que eraaaaaaaaa! ¡Llévameeeeeeeeeee a míiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAY!", etcétera. Ustedes saben, en el espíritu de la chunga carnavalera.

Pero hoy ya es otro día.

Cuando era pequeño, el miércoles de ceniza era una fecha que tenía un aura particular; habitualmente, al salir de la escuela, acompañaba a mis abuelos -- el sol y la luna- a la iglesia para recibir la ceniza como una marca, una cruz, en mi frente. Era algo que me hacía sentir extrañamente importante, como partícipe de algo inminente y enorme.

Polvo eres y en polvo te convertirás.

Eso siempre lo he sabido y estoy muy consciente de ello: de hecho, desde muy joven he tenido claro y dejado instrucciones de que, cuando ya no esté -- dentro de mucho tiempo en lo que a mí respecta- quiero ser polvo y quiero que ese polvo que seré, sea arrojado al mar. Al mar de la ciudad donde ahora vivo. Mi ciudad.

Esta tarde estuve caminando por el muro, bajo un cielo de colores extraordinarios (rosa y cobalto y bermellón donde se pone el sol) y ante el mar, casi metálico, con olas perfectas que llegan a romper en la arena.

Sentí por un momento el viento en mi cara y sentí una enorme felicidad.

Sí, soy y volveré a ser polvo.

Pero estos episodios de total comunión con el mundo, el cielo y el mar, hacen que sea aún más significativo que uno sea parte de todo.

4 comentarios:

Julia dijo...

Y...
¿Veremos documentos gráficos de tal ocasión? (digo de Miguel Cane antroxau(disfrazau))

;)
besazos.

kackerbe dijo...

Miguel,
you made me cry.....that touched me.

I know you have residual, indelible catholic shaping and now feel differently about the Church.
I sat in a very small church this evening alone with my son, his warm hand in mine. We had received our ashes and sat quietly, unabashedly and lovingly leaning on one another. I will never forget that moments beauty. He unexpectedly leaned in to whisper (I thought) but had meant to kiss me on my cheek, a rare occurance with a 8 year old boy.
with love,ooxoxoxoxoxoxo
kate (ah,Clem)

Unicornio dijo...

Mi estimado Don Miguel:

Envío un caluroso saludo (por estos lares, de regreso, me encuentro con que el "invierno" DeFeño parece comal de barro listo para tamales (estamos a 27°C!!).

También para mí, este día era especial. Pero instruido en las más inverosímiles doctrinas orientales, sé que sólo somos "polvo" por fuera, por dentro somos Esperanza. Y Coraje. Y Voluntad. Si no, no estaríamos aquí (o por allá, ¿verdad?).

Y polvo seremos otra vez, Miguel, pero de nosotros depende que digan ¡PERO QUÉ POLVO, SEÑORES!

Con un afectuoso saludo, se despide,

el polvoso Caballito con Cuerno.

P.D. Yo NO me puedo disfrazar. ¿Se imagina usted que me reconozcan por el #@?&*+ cuerno espiralado?? ¡Hasta pronto!

Champy dijo...

Te confieso que pense bricarme este post... pero no.

Y no me arrepiento.

Espero que tu noche de carnaval haya sido inolvidable, y que nos cuentes lo que tu creas que mis catos ojos pueden leer.

Pero lo que mas me apasionó fu tu maravillosa tarde.

Te he dicho que me provocas orgullo?