miércoles, 3 de enero de 2007

El eterno retorno


Literalmente eterno.
Más de doce horas de viaje.

Odio los aeropuertos.

Estoy casi comatoso.
Pero mañana, ya lo dijo Scarlett, será another day.

Por mientras, sepan que ya estoy de vuelta en Narnia.

Digo, por lo que se pudiera ofrecer.


PD:

¿Y qué tal la resaca, criaturas?
[Si yo les contara...]

2 comentarios:

Merce dijo...

Cuenta, cuenta,...
¡¡¡Feliz año!!!
B7s

Miguel Cane dijo...

Queridisima Faraona,

Un aeropuerto no es lo mismo sin ti.

Mil besos y feliz 007!!!