sábado, 12 de abril de 2008

El ciclo de la vida

La señora madre que aparece en la foto es Gilga. Es la dachshund de mis amigos Cipri y Ángela.
Ayer, a las cinco de la tarde, en un cestito de tela, se convirtió en mamá de siete crías: cuatro hembras y tres machos.

En cuanto me enteré, corrí a verlos. El nacimiento de estos cachorros es muy significativo para mí, por muchas razones: sentimentales e históricas. Hace muchos años, también fui partícipe del nacimiento de unos cachorros salchicha. Una de esa camada, era Lilith. La llevamos a casa y se convirtió en parte integral, importantísima y llena de humor (y de amor) de nuestra familia por catorce años, hasta que se quedó dormida y ya no despertó.

Entre estos cachorros en el cesto, está Audrey.
Hace su debut en la vida, en el mundo y en mi universo, siendo una cosa pequeñita y perfecta; su existencia y la de sus hermanos es lo que me recuerda la maravilla de la naturaleza.
Un día, le mostraré esta foto y le contaré cómo fue el día que nació.

Supongo que, aunque no vivirá conmigo hasta que cumpla ocho semanas [¡a tiempo para mi cumpleaños!] pueden decir que desde hoy, ya soy papá.

Y el ciclo de la vida sigue.
Y sigue.
Y sigue.

10 comentarios:

Contricanis dijo...

Felicidades señor... que Audrey sea tan elegante como su nombre augura.

Viviana dijo...

¡Enhorabuena papá!

Será una linda mascota. Tiene el nombre de una gran mujer.

Besitos

Dushka dijo...

Dogs rule.

Patricia dijo...

Qué suerte, Miguel! Estos pequeños compañeros peludos son una delicia (de cualquier raza, incluso la pura raza "perro", como el de casa) y nos dan tanto amor y alegría... Por acá hay dos gatos y el perro puro perro, y son parte integral de esta casa también.

Felicidades y bienvenida sea Audrey

Con los atentos saludos de Penélope -la de verdad-, Boris y Zeus y míos.

Patricia

Emilio dijo...

No sé por qué pero no pude comentar en la entrada acerca de Morrisey a quien, aunque conozco poco, me encanta... es tal vez el mejor letrista después de Dylan. En fin, me gustó mucho y que chingón que te lo hayas encontrado, un abrazo!

doña Jimena dijo...

Muchas, muchas, muchas felicidades!!!!!!!!!! (que bonito, yo de veras creo que no hay amor más puro y completo que el de un perro. Ah y tu tienes cara de que serías buen padre!)Felicidades again!!!!

Anónimo dijo...

Hermno que b ueo que ya nacieron los perritos y que tu hija proxima este bien de verdad se ven hermosos, ya falta menos para que nos veamos te mandamos nuestros mejores deseos para esta hermosa perrita y para ti besos.
Saldos de Rafa, el bebe y yo

g. neidisch dijo...

Me dan miedo los perros.
Más si son grandes y tienen poco pelo.
Me encantan los gatos (nada que ver, pero suelen ir juntos en las charlas). Creo que tuve 21 en Oxkutzcab y me sabía todos sus nombres y hábitos.
Hicieron despertar el lado sádico en mí sin embargo.

VERÓNICA MAZA dijo...

Daaarling, me acuerdo bien de Lilith y me da gusto que ahora tengas una nueva compañera. Seguro que Audry te hará muy feliz y no dudo que también a tu abue cuando te vaya a visitar (no sé por qué pero siempre la recuerdo con sus perros).
Un besote.

Belle de jour dijo...

Espera tres meses por lo menos para separar a Audrey de su mamá, ella te lo agradecerá siendo una perrita estable, obediente y sana.