sábado, 23 de junio de 2007

Noche de San Juan




Desde ayer en la tarde se podía ver por la calle a personas que iban llevando hacia Cimadevilla y Playa Poniente, lo que será la materia prima de la hoguera de San Juan, que arderá esta noche a partir de las doce en un par de locaciones de Gijón.

Averiguando por ahí -- Google is your friend-, me entero de que esta fiesta es la evolución histórica de la antigua hoguera de Litha (¡Un ritual pagano! ¡Yupi!) con el que antiguamente que se celebraba la noche más corta del año (lo que viene a ser el solsticio de verano, que de hecho fue el 21 de Junio, dando oficialmente la entrada al verano).

La gente lo celebra con hogueras, fuegos artificiales y mucha alegría. Me sorprende, porque en México no es así. Lo que se hace tradicionalmente, es saltar (de manera simbólica, tampoco se trata de arriesgar alguna extremidad o algún órgano vital) la hoguera un numero impar de veces, que habitualmente puede ser tres, aunque algunos aventados -- me entero- lo hacen hasta siete veces, con la noción de que ese mismo fuego purifica a todo aquel que lo salta y puede vivir el resto del año como si fuera desde ceros.

Algo que también parece ser costumbre tradicional es quemar las cosas que no nos gustan o que queremos cambiar de nosotros mismos esta noche en la hoguera. Por lo general, se anota en un papel aquello que de nosotros mismos queremos cambiar y se tira a la hoguera después de encendida. También se pueden quemar objetos: una cajetilla de cigarros si lo que deseamos es dejar de fumar, o una foto del/la ingrato/a traidor/a que nos hizo un daño del carajo, para sacarlo por fin de nuestras mentes y de nuestras vidas.

La idea de iluminar esta noche es la de hacer notar, que el sol ha triunfado por encima de la oscuridad, no hay sitio para la noche el día de hoy.

Así, lo que proverbialmente sería la noche más corta del año se ve mermada aun más por la luz y el calor de las hogueras. La oscuridad desaparece, todo es luz, todo es calor. La oscuridad, que representa el miedo y la pequeñez ha perdido la batalla, en el firmamento domina el astro rey más alto y fuerte que nunca. Según la tradición del ritual, ahora nos concederá su favor, con un cálido y prospero verano.

Esta va a ser mi primera noche de San Juan (que de hecho, el día del santo es mañana).

Estoy curioso, ya que desde mi terraza creo que se ven los fuegos artificiales y posiblemente acuda a la playa. No sé si saltaré la hoguera (no creo que me atreva a tanto, soy imprudente, pero todo tiene un límite, hasta el cosmos), pero creo que será una manera innovadora de recibir al verano, y de acercarme un poco más a las cosas que componen la textura de vida de este Finisterre.

Por cierto,
felissima notte
frater leo.

7 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Qué interesante lo que nos cuentas Miguel. ¿Y tiraste algún papel en la hoguera? Yo podría escribir largas páginas sobre lo que necesito cambiar y me encantaría haber estado allá para seguir la tradición y tirarlas al fuego.
Seguro estuvo divertido
Besos,

Miguel Cane dijo...

Querida Miss Ku:

Mientras te escribo estas lineas, apenas son las cuatro y media de la tarde, así que aún no es la hora de la hoguera...

Y no sé si voy a tirar nada a la hoguera, porque, francamente, y aún para tirria de mis detractores (y tengo un madral de ellos) no tengo nada en este momento, qué tirar al fuego.

Muchos besos hasta Coyoacán.

Icíar dijo...

Es una de mis noches favoritas del año... Un gran fiesta. Por cierto...¿Por qué impares los saltos? Curiosidad. ¡Un besote!

Sincopado dijo...

Ya ves, una fiesta de tradición celta, dicen. En la que se avivaba el fuego para que llegase la oscuridad eterna.

abrazos,
luis

Anónimo dijo...

Efectivamente es una fiesta celta. Los asturianos,tenemos raices celtas al igual que los gallegos, irlandeses y los bretones.
Se supone que el 3 era un número mágico.
Se hacía para purificar y quitarte de encima todo lo malo.
Los cultura celta tiene muchos ritos mágicos siendo los trasgus, bosquejus, xanas algunos de los protagonistas.
Besos
Magui

Anónimo dijo...

Y tienes que saltar las olas del mar a las 12 en punto mientras pides un deseo. En el mediterráneo también lo celebramos, las hogueras más famosas las de Alicante.
B7s

Miguel Cane dijo...

Gracias a Lusin, Magui/Marisa y Merce por iluminarnos, como auténticas hogueras de San Juan.

Siempre sí fui, y también participé del rito. Veremos si se cumplen los deseos.

Abrazos a granel.