lunes, 12 de noviembre de 2007

Manos limpias

Nunca, creo, he hecho nada con la intención de dañar a alguien por gusto.

A no me educaron así.

Pero también sé, que he hecho cosas que a ojos de muchos podrían ser reprobables. Que he sido posiblemte hasta cruel, donde ciertamente no debería, puesto que mi crecimiento como persona no estuvo exento de esa inevitable exposición a la crueldad ajena.

No hay mucho que pudiera decir para justificar estas acciones en las que esporádicamente he incurrido, e incluso, hay algunas de las que sinceramente me arrepiento. Hay otras de las que no.

Hay algunas, de hecho, de las que no me voy a arrepentir nunca.

Crecí con un cierto cúmulo de valores, que para bien o para mal, son míos.

Esos valores, quizá hoy totalmente passé, son los que me permitieron aproximarme al mundo; formar mis círculos, que llevo siempre cerca de . Valores realmente muy simples, entre ellos, la gratitud y la lealtad.

Así fue como aprendí a amar a mi gente. A cosechar lo que se siembra, así sean rosas, así sean higos, así sean piedras. Pero siempre con el mismo código de honor, quizá anticuado, pero mío. Quien me ha dado su cariño, tiene el mío. Quien maltrata ese mismo afecto, tiene mi resquemor.

Soy protector de los míos. Podrán estar pletóricos de fallas -- finalmente, no somos dioses, sólo somos seres humanos, hechos de carne y sangre, más de las veces (y me incluyo) con los pies de barro, propensos a cuarteaduras. A mí me enseñaron a ser leal y así lo aprendí. Tuve un buen maestro y sus enseñanzas me siguieron, aún después de su muerte. Podré ser volátil y también, lo sé de cierto, estúpido (con muchas 'u') y necio, pero todo lo que he hecho, hago y haré, lo hice, lo hago y lo haré precisamente por honor y por cariño.

No , no sabré nunca, si he sido realmente leal como lo pensaba, pero no puedo detenerme a contemplar ese campo. Eso no me corresponde a mí, no puedo decirlo yo. Lo que , es que no puedo permitir el dolor de quienes quiero, sus lágrimas, su pesar. No puedo, porque aunque no esté en mis manos, es algo que nadie debería sufrir y menos aún por la crueldad ajena a la que me refería antes. Para herir (o pretender hacerlo) a los míos, primero hay que enfrentarse conmigo.

En esos casos puedo ser despiadado. Puedo ser feroz.

Pero también puedo, y al hacerlo recuperar congruencia conmigo mismo, apartarme con ánimo, valor y gracia del contrincante vencido.

Y hablando de manos, ahora mismo miro las mías y las tengo limpias.

Mi gente (ustedes saben quienes son, saben que lo son) siempre vendrá antes que el antes y después que de las buenas noches, las gracias, y apague la luz.

20 comentarios:

Sebastiana dijo...

Sólo Blanca Nieves es buena todo el tiempo... I mean, hasta los animalitos delbosque lihablan!

Paul Medrano dijo...

Nel, la luz apagada nel. Un saludo, maese Kane.

pd-salud por Norman.

g. neidisch dijo...

Un saludo. Tengo muchas ganas de ser 'uno de los tuyos'.
Te mando una sonrisa, puedes compartirla.

Viviana dijo...

Me identifico contigo. Yo me considero también una persona muy leal, pero no al grado de la ceguera. Puedo volverme salvaje a la hora de defender lo mío (Así lo he hecho en un par de ocasiones)pero creo que todos tenemos lecciones que aprender y cada quen lo hace en su tiempo, aunque no necesariamente sea el tiempo que nos convenga a nosotros...

Un besito Miguelón.

Ya te andamos esperando por aquí...

Anónimo dijo...

¿Leal o cobarde? Defínase, porque no cumple lo que predica.

Es hipócrita y muy valiente para hablar de lo que no sabe ni le incumbe, pero un cobarde para afrontar las ofensas que ha hecho.

Se le debería caer la cara de vergüenza y nada de "manos limpias": las tiene llenas de mierda.

Anónimo dijo...

este maricón habla de ardor y celos. ¿no será q pasa por lo mismo y por el mismo caso de desprecio? :D jajajaja asqueroso y rastrero es él, ladrándole a la luna.

Unicornio dijo...

Don Miguel:
Como alguna vez dijo Don José Martí (Pepe Martí, pa' los cuates): "Triste es no tener amigos... pero más triste debe ser no tener enemigos, porque el que enemigos no tenga, señal es que no tiene...
Ni Talento que haga sombra,
Ni Carácter que impresiona,
Ni Valor temido,
Ni Honra que la murmuren,
Ni Bienes que le codicien,
Ni Cosas Buenas que se le envidien".

Además, lo peor de los "anónimos", es que siempre dejan pista de quién son... por lo menos, sabemos que este gris "anónimo", no es Samurai. No cumple con el 4to. Principio del Bushido ("REI" = Cortesía): "Los Samurai no tienen motivos para ser crueles. NO necesitan demostrar su Fuerza. Un Samurai es CORTÉS incluso con sus enemigos. Sin esta muestra Directa de RESPETO, NO SOMOS MEJORES QUE los Animales..."

De modo que, SR. Anónimo, esta no es una defensa gratuita del Sr. Cane. Es una reflexión acerca de sus propios actos y palabras, que traslucen TODO lo que escupe su alma dañada contra otra persona, y que al hacerlo, solamente lo demerita a usted. Si alguien es negro, blanco, prieto, hombre, mujer, "maricón" (jejeje, que pobreza de lenguaje), niño pobre o niño rico, no es algo que eleve nuestra inteligencia usar etiquetas baratas como argumentos de peso. Al contrario, nos retrata como lo que somos: en este caso, pobreza y cobardía espiritual.

¡Qué cansancio!... Sin duda, todavía queda muchísima labor unicorniana que facer para mejorar este mundo.

Con un afectuoso abrazo para to2 (incluido el anónimo: tal vez lo que necesite ud. sea justamente, "afecto") los saluda,

El Unicornio Samurai.

P.D. Doumo ojama shimashita...
(Trad.: Qué pena si lo molesté...).

Luis m. dijo...

Es curiosa la tendencia que tienen los anónimos a hablar de valentía. También son tendentes a ofender, comportarse de manera grosera e insultar con extrema facilidad, aunque, seguramente, en su faceta al margen del anonimato asumiran el discurso de lo políticamente correcto.
Curioso y ridículo, simplemente.

Sebastiana dijo...

O como quien dice... a palabras necias, oídos sordos!

Anónimo dijo...

Habla de "manos limpias" y esto no le impide atacar sin provocación a una mujer que nada le había hecho. Eso no lo hace un hombre. O lo hace uno que es muy poco hombre.
"Patética" dice, cuando lo es él, basta verle adorar en un altar, a su "gran amigo", otro cobarde que no le quiere y sería el primero en hacer mofa de su ridículo "cariño".
"Manos limpias", dice pero no le impide exhibir su miseria y suciedad del alma.
Mejor debería pensar en quién ha depositado su amor y en lo poco que lo valoran antes de insultar a quien no conoce.
También se merece lo que le pase o cosechar lo que ha sembrado, que bien señala. Quien vientos siembra, cosecha tempestades.

Senses & Nonsenses dijo...

el debate me ha sacado del precioso texto que nos regalas.

yo no borraría nada, uno no es nadie sin un buen anónimo que se precie, y éste te ha salido con estilo. un poco tosco, como un grano en el culo, podría esforzarse un poco más, se puede decir lo mismo pero con más clase.

cuídate
un abrazo.

Miguel Barrero dijo...

Yo no tengo nada en contra de los anónimos que lo son por despiste, timidez o desconocimiento del autor pero que contribuyen (o crean, o alimentan) el debate y sus circunloquios. Sí me repugna la gente que se ampara en el anonimato para insultar a quien sí firma y, por lo tanto, queda expuesto a la reflexión y la crítica ajenas. De todo ha de haber en este mundo, pero creo que lo idóneo sería cortarles el paso a los segundos.

luz de luna dijo...

Envidia de la buena por los que se precian de ser tus amigos y estar a tu lado...
La seleccion de musica siempre me sorprende y Wuauuuu! Lila con esa rola me termino de conquistar, hasta pense que la estaba escuchando en el reproductor de mi casa!
Mis mejores minutos de "acicalamiento" los paso aqui y con Arimou...
Besos!

Yo dijo...

Cree el ladrón.......
¡Qué nombre tan raro ese de Anónimo!, seguro que la comadrona cuando lo recogió del suelo dijo ¡¡¡¡Dios Mío!!!! este niño tiene cara de anónimo y así le quedó hasta el final de sus días (y de sus noches).
Otra cosa amiguín, pero no sé porqué me da que este tipo no te votó para el premio de los blogs, ni puñetera falta que hace ¿verdad?.
Buenas noches para tí también (y para los/as lectores/as).

Marta dijo...

Cuando alguien "desnuda" su alma como tú lo haces en cada uno de tus textos está demostrando qué clase de persona es. Los que tenemos la fortuna de conocerte sabemos que eres sincero y que eres un Amigo, así con mayúsculas.

Y, como sé que eres una persona inteligente, también sé que no dejarás que te afecten comentarios de gente intrascendente.

Besotes

Jack dijo...

Hacía tiempo que no escuchaba o leía a nadie utilizar con tanta saña la palabra “maricón”, ésa que ha sido siempre uno de los insultos favoritos de lo más retrógrado, intolerante y cavernario que ha dado este país. El resto de los “anónimos” vienen a juego. Da lo mismo quién sea Anónimo -ni importa: su lenguaje y sus modos delatan el tipo de persona que es, y con eso basta. De gente que se conduce así, lo mejor es quedarse lo más lejos posible.

Otra cosa: me parece muy chocante que un post que no cita a nadie en concreto provoque reacciones tan iracundas. Alguien ha debido darse por aludido con lo que escribiste, Miguel. ¿Sucedería si no hubiese incurrido exactamente en lo que criticas? No creo que sea mala conciencia. No hay mucha conciencia. Probablemente lo que haya molestado tanto no son tanto tus dardos como el hecho de que seas un testigo de cargo contra alguien que ya no va a poder seguir llevando dobles juegos.

Para tí, mi amistad, mi gratitud y mi cariño. Y un aviso: cuídate de los que te queremos bien. La próxima vez que cenemos, que será pronto, igual hay veneno en la casera. O te tiramos desde el ático. O te rompemos la espalda. De un abrazo como éste.

J.

Paula dijo...

¿Ves cómo estás rodeado de cariño?

Lo que ha escrito Jack me ha emocionado mucho. Eso es tener amigos de corazón.

Te mando muchos, muchos besos y espero verte pronto, primo.

doña Jimena dijo...

Pero si las manos del Señor Cane no sólo están limpias, también son coquetas.
Cada vez que aparece un anónimo maldito me acuerdo de aquella vez que me dio por mandar recaditos anónimos el día de San Valentín en una kermesse. Tenía 9 años y ya estaba bastante amargadita. Cuando me cacharon me hice la ofendida.

Anyway, luvly post hon!

Muegano. dijo...

Wow! Creo que efectivamente nadie escapamos a los errores, es cómo salgamos de ellos lo que cuenta, pues nos dará las herramientas para no volver a incurrir en ellos. Creo que, efectivamente cada quien toma de los valores y la ética lo que mejor le va, para mí por ejemplo hay un valor por sobre todas las cosas, que es la Humildad, y a veces me cuesta! jijiji. Pero creo que cultivarla con nosotros mismos y los demás es dar siempre un paso hacia adelante... pese a los tropiezos que se puedan tener en el camino! ;)

hanna dijo...

darlin. De hijos/as de puta esta lleno el mundo todos nos podremos lavar las manos mil veces como lady macbeth, pero cuando solo es mierda se limpia, cuando es la vida de alguien mas siempre quedan rastros... Anonimo/a para ti nada ni un escupido mereces, da las gracias y vete.