martes, 12 de septiembre de 2006

Nicole en el espejo

Nicole Kidman está furiosa.

Supongo que, si yo estuviera en la misma situación que ella, también lo estaría.

Me expongo ahora:
Resulta ser que esta semana se ha publicado en los Estados Unidos un libro titulado Nicole Kidman, que firma David Thomson.

Este señor es, presuntamente, uno de los especialistas en cine con mayor respeto en el país (trabaja para el New York Observer). O bien, eso era hasta que publicó el libro, que se ostenta como una biografía no-autorizada de la actriz y la pinta como una mujer ávida de fama y desesperada por poder, que utilizó su matrimonio con el tal Tom Cruise [algo que yo siempre atribuí como una falta de juicio sustentada por la fiebre de amor/deseo que a veces arrebata a algunos... y sí, yo sí creo que ella lo quería] para catapultarse a la fama en Hollywood.

Lo curioso, es que la editorial promueve el libro diciendo que se trata de un estudio serio y crítico de la figura de Kidman como fenómeno mediático tal y como en su momento lo fueran otras figuras, como las Hepburn (Kate y Audrey) o Ingrid Bergman.

Según reportes que ya circulan por todos lados, la Kidman es descrita por Thomson como una mujer completamente absorta en sí misma e incapaz de sentir amor por nadie que no sea la imagen creada por sí misma en su carrera.



Nicole está que echa chispas, sobre todo, porque ella sólo tuvo una conversación telefónica con Thomson y de acuerdo a su publicista, Kidman se dice engañada por el autor, que la contactó amparado por sus credenciales, asegurando que estaba escribiendo una serie de artículos críticos acerca de varios filmes suyos (cosa que incluye en el cuerpo del texto también).

Wendy Day, la portavoz de Nicole afirma: "...ella nunca ha conocido a David Thomson. Sólo han hablado por teléfono sobre sus procesos actorales en varias cintas. Él es un escritor respetado y ella aceptó la entrevista sólo porque tenía la impresión de que era para hablar de su trabajo."


El detalle curioso que muchos señalan es que en su libro anterior, The Whole Equation: A History Of Hollywood, Thomson se declaró miembro del numeroso club "Kidman, Kidman, Ra, Ra, Ra!" y confesó que la beldad australiana no le gusta, sino que le encanta.
(¿Será que la tal biografía es producto de algún furor hormonal?)


Personalmente, no sé qué pensar. Aún no se sabe si Kidman va a demandarlo, pero yo lo haría, a nombre del gremio.

Podría decirse que conozco a Nicole Kidman. La he entrevistado en dos ocasiones y siempre me ha dado la impresión de ser una mujer profesional, inteligente, modesta para con su belleza exterior y muy comprometida con su trabajo y sobre todo, amante de su familia.

No he leído aún el libro. No sé si será ético que un día lo haga.
Lo que sí, es que este hombre ha hecho algo terrible, no sólo en ofender a alguien cuya vida privada debería permanecer de este modo: privada. También nos ha perjudicado a los que vivimos de hacer entrevistas, cerrándonos a muchos una puerta con alguien que ahora -- y con justificada razón- vivirá detrás del espejo que vemos.
Nunca falta alguien así.


Si bien, yo insisto: Kidman, Kidman, Ra-Ra-Ra!

8 comentarios:

lusín dijo...

no sé si kidman estaba con cruise por hacerse famosa o si conoce al thompson éste, pero yo me dejaba utilizar por nicole sin pensármelo dos veces... Y eso que íbamos a parecer el punto y la i.

Miguel Cane dijo...

Kimba:

¿Pero qué parte del punto y la i? ¿El punto SOBRE la i?

¡Pilluelo!

Pues qué te diré: cada quien puede hacerle cartas de amor a quien le de la gana [en cierto sentido, siempre he pensado que toda carta, en el fondo, es una especie de carta de amor]... pero no puedes arriesgarte a humillar (y humillarte) de esta manera.

Kidman existe en la pantalla y fuera de ella es una persona como yo. C'est tòut. Por lo mismo, no me interesa con quien se pudo acostar o no.

Y Tom merece todo lo malo que le suceda, también, es otro lacho de mierda, sólo que versión Hollywood, que igual va por ahí alardeando del mucho dinero que gana por hacer lo que le gusta.
La diferencia es que ese Tom sí es, para bien o para mal, alguien o algo. Otros no.

Mil abrazos

Anónimo dijo...

Kidman, Kidman RA RA RA!

Soy del club de fans...Y no sé, pero todo el argumento me sonó a "Todo por un Sueño", de Gus Van Sant...¿no habrá visto la peli el tal Thompson y se quedó con esa idea sobre la Kidman?

Mal que ocurran estas pend****as!

Saluditos.

Nyman

Anónimo dijo...

Realmente vende más lo malo de una persona que lo bueno. Si no hay malo te lo inventas y si hay lo magnificas. ¿No sabes como está la televisión en España? Y te ganas unas pesetillas (eurillos, dolarillos,...) a costa de otro.

B7s/Merce

Miguel Cane dijo...

Hola Davis!

Sí, tienes razón. Lo que este vetarro hizo fue una reverenda pendejada.

Pero al final, pensándolo bien, el humillado es él.

Un abrazote hasta Cancoon!

M

Miguel Cane dijo...

Querida Merce:

Sí, vi un programa donde el marido sospechaba que su mujer era furcia y que hacía películas XXX en el Chalet. Luego, a ella le dieron electroshocks frente a la cámara para que confesara.

Me aparté, horrorizado de la pantalla.

Hay Plumas que cruzan la prensa de espectáculos y no se manchan.

Mi estilográfica es de esas.

Mil besos hasta Castellón City.

MC

Faramir dijo...

Hola Miguel

Entro por primera verz a tu blog atraido por la vieja porra compartida. Pero de alguna manera me siento un poco ajeno a esta nueva zona de internet en la que te manifiestas. Curioso, veo desplegarse nuevos amigos tuyos (y uno que otro, al menos quizás tres, que me reconocerán).

Entro como en otro ambiente a ver facetas de tu vida que desconozco. Entro como en silencio, sin querer hacer ruido, sin llamar la atención.

--------

Así que entrando a lo de Kidman...

Debo dejar constancia pública de que siempre apoyaste las actividades de esta actriz. Cuando venía el cierre de su relación con Cruise, me advertiste de antemano que Nicole Kidman era una actriz de primera y que tenía alas muy fuertes para volar por sí misma. Gracias a tus comentarios dejé atrás la posibilidad de estereotiparla. El tiempo te dio la razón, como alguna vez comentamos después de DOGVILLE. Y también es tiempo de darte las gracias públicamente. Tenías y tienes la razón.

Faramir.

Miguel Cane dijo...

Queridisísisimo Frank/Faramir:

¡Qué sorpresa encontrarte aquí! No me había percatado hasta ahora.
Pues gracias. Gracias a tí siempre, no sólo por enseñarme la porra de Kidman, Kidman, Ra-Ra-Ra! Sino por tantas otras cosas...por las enseñanzas compartidas y por haber combatido en esa guerra en la que ya ganamos y no hubo armisticio, sino que el enemigo se dobló.

Y no te apures, que no haces ruido y sí, eres una parte fundamental de estas aristas tú también.

Un saludote desde este otro lado del monitor.

M