viernes, 15 de septiembre de 2006

Los Pobrecitos Niños Ricos también rezan



Pues sí.

No todo es ateísmo y nihilismo entre la clase pudiente de esta nación.

También existen las buenas intenciones y algunos jóvenes que quieren estar más cerca del -- o bien, rendir cuentas al- creador.

Algunos se le acercan yendo como bólidos en sus coches con altos niveles etílicos.

Otros recurren a su muy particular y regio Padre Nuestro

[Gracias Gaby -- Rabbieta Rabbiosa- por compartir la oración. ]

Hoy: la fiesta nacional

Mañana: la cruda realidad

Q'esto, que l'otro, ¡SALUD!

2 comentarios:

Lusín dijo...

Es verdad, hoy es el día del grito. Pues que lo grite usted bien y que no lo sufra mucho mañana. Para las crudas, lo mejor según mi hermano (licenciado en farmacia), es el hidroxil: un complejo de vitaminas B. Altamente recomendado.

abrazos

Miguel Cane dijo...

Pequeño León

No creas, que además toca fiesta post-grito (mismo que daré ante el Ángel) en casa de la inenarrable Hanna (con una vista panorámica de la ciudad que te deja acojonado) así que tendré que buscar el hidroxil o el Sinacrud hasta el dominguín.

Gracias por el consejo (y otros privilegios)

Mil abrazos,

M