jueves, 11 de octubre de 2007

Atrévete, te, te, te... (Salte del closet)


De modo que hoy es el día de salirse del closet (, armario).

Supongo que es una medida sana, una especie de total liberación y la apoyo totalmente, aunque debo reconocer que yo realmente nunca tuve un closet. Es decir, mi closet no tuvo puertas, ni cuando era pequeño.

Cuando hace más de diez años asumí mi condición natural (yo sostengo: es genético. Toda mi vida fui quien ahora soy, así nací) recibí por parte de mis amigos y de algunos familiares mucho apoyo y también, como era de esperarse, la tirria de alguna gente enferma.

El paso del tiempo siempre ayuda y yo aprendí a aceptarme cada vez con mayor comodidad.

Pero no soy ciego.

Ahora me encuentro con que cada vez más chavitos gays se catapultan alegre e irresponsablemente del closet. Esto no es de ninguna manera terrible, pero creo que si se detuvieran por un momento a considerar algunos puntos acerca de esta decisión, y no lo hicieran sólo por que "lo hizo el de RBD" -- en un acto que personalmente considero un truco publicitario y una vil cobardía de su parte, por lo que el oírlo mencionar como un referente histórico y casi heróico me horroriza- las cosas tal vez podrían resultarles más sencillas y sin tanto lovely drama.

Hay muchas preguntas que el (o la) joven gay se hace; a veces pienso que a los 18 años hubiera tenido a quien hacérselas , mi proceso tal vez habría sido menos difícil.


1. No esperes de otros la aceptación que no seas capaz de darte.

La Homosexualidad es aún hoy en día, algo incomprensible y “condenable” para muchísima gente, e incluso, es un conflicto para varios homosexuales, declarados o no.

Si tú piensas esperar hasta que “cambien las cosas” y que todos seamos aceptados y vivamos en armonía... ¡sueña! Empieza por aceptarte a ti mismo, sin culpas, y continúa con la exploración de los muchos caminos que tiene tu vida. Nadie hará por ti lo que no seas capaz de hacer por ti mismo.

2. El Hetero no es (necesariamente) tu enemigo

De hecho, ellos son iguales a nosotros y algunas veces necesitan variedad en sus vidas tanto o más que uno. Tú puedes ser quizás la única persona “diferente” que ellos conozcan en sus vidas cotidianas y por ti podrán aprender sobre tolerancia y cómo sentirse cómodos con su propia sexualidad. Existen muchos, muchísimos “bugas” a los que les importa un cacahuate si te acuestas con hombres, con mujeres o con gallinitas; lo importante es quien eres y lo que representas para ellos. Los que no te acepten y te vean con horror, recuerda, son los que se pierden de tenerte en sus vidas, no a la inversa. No les temas. El temor es lo que da fuerza al homofóbico.

Como nota al calce, puedo afirmar que muchos -- o casi todos- mis mejores amigos, a los que más quiero en la vida, son heterosexuales.

3. Deja de mentirte tú solo.

No es tu obligación avergonzarte o fingir por gente que no comprende las muchas caras de la naturaleza humana: tú no tienes la culpa de que no sepan de tolerancia.

Pero para que la gente aprenda a respetarte, respétate tú primero.

4. No caigas en el Estereotipo.

No permitas que te humillen, aunque tampoco tienes porqué escandalizar al mundo de gratis; si te gusta “jotear”, está bien, pero también ten en cuenta que esa es una de las razones por las que “el gremio” es señalado y se ha convertido en burleta. No digo que no lo hagas, es sólo que hazlo en el lugar adecuado, con la gente idónea. No te expongas sólo porque “tienen que aceptar que eres gay”... eres como eres y punto. No tienes que ponerte un letrero. Si quieres ser respetado, pues comienza por respetar. No necesitas fingir, pero tampoco necesitas andar de loca... todos los que se quejan de que sus vidas son superficiales y vacías, se lo deben a los estereotipos, al final de cuentas.

5. ¡Cultívate, criatura!

La cultura gay es mucho más que discotecas, ligues y Britney Spears.

Tal vez en lugar de irte a una vida de antro tras antro que te deje sintiéndote hueco podrías leer un libro, o ir al cine, investigar sin caer en poses.

6. No humilles ni te humilles, fingiendo lo que no eres.

Hace tiempo me encontré en una fiesta de ambiente a Samuel, un ex-compañero de oficina, que me imploró que no lo fuera a poner en evidencia por ser gay. Yo respeto, pero si no se han dado cuenta, sus padres y amigos deben vivir en Saturno. Hay ciertas cosas que no se pueden ocultar. Cuando hablé con mi familia sobre mi estilo de vida, mi madre dijo que ella lo supo o más bien, lo vio venir desde que yo era niño. Nuestros padres y amigos son discretos, pero NO estúpidos.

7. No eres inmortal... ¡disfruta de tu vida ahora!

Esta es la época del amor en los tiempos del SIDA. Debes cuidarte y siempre, siempre practicar sexo seguro, si lo que quieres es tener una vida sexual activa. Carga condones en tu cartera. No te aventures para ver qué pasa. ¡Aprende a cuidarte! Disfruta de la vida sin culpas. Si te dicen que te vas a ir derechito al infierno por sodomita, recuerda que no existe más infierno que el que tú mismo haces. No lo arruines por un descuido.

Eso es todo lo que puedo decir.

Si hoy piensas dar el paso, o el salto, para dejar el closet, ánimo, valor y gracia.

O si ya lo hiciste, el mundo es tuyo. ¡Aprovéchalo!... ya hay demasiado desperdicio, como para que lo dejes ir.

Y sobre todo, quiérete tal como eres.


__________________________________

¡La próxima semana!: no se pierdan un nuevo y estremecedor episodio de la cada vez más gustada y popular radionovela Castígame con besos, protagonizada por Anita Lava Latina y Juan Narciso Pérez De Sade... ¡¿Qué nuevas tragedias transpirarán en la vida de la pobrecita víctima Margarita Masoca...? Para enterarse con todo detalle, sintonízennos el próximo jueves, en este mismo blog y a la misma hora! Ya lo saben, un programa presentado por Leche La Rrrrreal, Jabón Mono -- que deja su cutis colorado como el culo de un mandril- y Vulvona...

9 comentarios:

doña Jimena dijo...

Hola Mr. Cane:
Es que no hay ni como comparar a un señor decente y digno -que btw es gay -con esa cosa disforme de RBD. Aqui hay clases! No es lo mismo. Ahh, también debería haber un día internacional de las solteronas.

Saluditos y besos!

luz de luna dijo...

A mi me parece que este compendio de "netas" no es solo aplicable a quienes quieren salir del closet, gays o no, sino una buena filososfia de vida, hay verdades que se nos deberia olvidar tan facil como la 1. Besos.

CRISTINA dijo...

Como dice en su comentario Luz de Luna, lo que recomiendas podría valernos a todos, gays o heteros y en muchísimos aspectos de nuestra vida.
Muy inteligente todo lo que escribes.
A veces lo más sencillo es lo más difícil: vivir desde la verdad con un poquito de sentido común.

Un beso, Cane.

Ben dijo...

*Ben se levanta de su asiento para aplaudir* Por posts como éste, y muchas otras cosas más, es que eres mi bloggero favorito :-p

Salir del closet es una de las desiciones que cambian totalmente nuestra vida, aunque no debería ser así, ojalá todos hubieramos tenido los consejos tan sencillos y reales que tu ofreces aquí. Pero bueno, ahora tenemos que preocuparnos por dejar una sociedad más equitativa para las generaciones futuras.

Muchos abrazos y besos, my dear

Cuquita la Pistolera dijo...

Excelente!! Aunque hubieran faltado tres puntos más para que fuera un decálogo.

Por cierto, ¿de donde viene el término "buga"?

Uy, me encanta que el Jabón Mono se haya convertido en uno de los patrocinadores de la famosísima radionovela "Castígame con besos".

Sebastiana dijo...

Lo mejor del asunto del de RBD fue el discursito que dio en las entrevistas... parecía tan natural como la cereza de las paletitas de corazón.

On the other hand, espero con ansias el pròximo episodio!

Unicornio dijo...

No, po's sí...

Caray, hermano, es algo que siempre me pregunto cuando veo lo que hemos evolucionado como especie (y lo que la hemos regado como civilización)...

¡Ese gusto por las etiquetas! Yo se que es una abstracción "necesaria y suficiente" en matemáticas, física y otras legendarias actividades del cerebro, pero ¿por qué tener que imponerlas entre la gente bien nacida?

Me explico: cuando NO se entiende algo, lo más sencillo (y a veces, lo más cobarde) es APLICARLE una "etiqueta". Y eso es algo que no es admisible (junto con los madrazos del Explicador... ¡perdón! quise decir las explicaciones del Madrazo, los berrinches de la ex-parejita presidencial, y la falta de chamba que nos abruma). Qué fácil prejuiciarnos y etiquetarnos. Y qué difícil es abrir la mente y conocer, pero DEVERAS CONOCER a las pesonas que nos rodean. Nos sorprendería saber los Formidables Seres Humanos con los que tropezamos a diario... y uno tildándolos de "cochinos", "aretudos", "darketos", "chivas", "negros", "indios", "jotos" (si ya ni existe la crujía J), "caballos cornudos", y otras lindezas por el estilo.

Solicito, entonces, atentamente permiso para adoptar parte de su "Heptálogo", para agregarlo a los principios del Bushido que regulan la vida de los Samurai Unicornianos. ¿Vuesarcé me permitiría el privilegio?

Esperando alguna respuesta favorable a la impertérrita solicitud, se despide con un afectuoso abrazo,

el etiquetado Unicornio (es que era Venta Nocturna..., y al 2X1: ni modo!).

g. neidisch dijo...

En serio ya hasta existe un día para salir del clóset/armario? Jo! Pronto 365 no van a ser duficientes, van a tener que ser compartidos.
Recuerdo que hace años... hm... fue en el 2000, y casualmente Octubre, pero no recuerdo la fecha. Estaba una multitud por no se qué festival en la Plaza Mayor y la Pava, la Chepina, el Juanito, me vieron sentarme en una banca a llorar.
Hoy leo un poco el blog de sexo de El Mundo y pienso en lo que me rodea.
Qué barato soy. No me interesan la ropa de marca ni las intrigas ni las divas. Bueno sí, Björk, PJ Harvey, la Binoche...

Dorian Gris dijo...

buen decálogo... aver si lo seguimos un poco!!