lunes, 10 de septiembre de 2007

Paredes de cristal

Bien. Ha ocurrido algo que no tenía ganas de hacer porque para mí, equivale a censura y me había prometido que en este espacio no habría censura de ningún tipo. No obstante, las circunstancias del blog cambian y me he visto obligado a tomar una medida que no me gusta, pero que es no sólo por mí, sino por los lectores, habituales y casuales que tiene el Alias Cane desde su creación.

A partir de hoy, y por un tiempo indefinido, los comentarios serán moderados.

¿Esto qué significa?

Que todo comentario que ustedes como lectores hagan en este espacio, en cualquiera de sus entradas, pasará ahora por un filtro antes de ser publicado. El filtro no es otro que yo mismo y obedece al hecho de que en las últimas fechas han proliferado comentarios anónimos (el más reciente en la entrada de este domingo) y algunos que no lo son, de talante agresivo para conmigo y con este espacio.

En el caso específico, no borraré dicho comentario estúpido, que a su vez es una reproducción de uno firmado por su autor, mismo que ya había yo eliminado de este espacio por considerarlo irrelevante. Que quede como testimonial del punto que ahora explico.

Ojo, no digo que el autor -- que tuvo a bien también faltar al respeto de otro blogger al iniciar su ataque hacia mi persona en un espacio ajeno, cosa que me parece cerril y humillante- sea el responsable de esta reaparición, pero lo mismo: no me gusta que me insulten de manera gratuita y menos aún, en mi propio territorio.

Estoy seguro que a nadie en su sano juicio le complacen esa clase de cosas, así es que me veo obligado, como ya dije, a -- al menos temporalmente, insisto- tener que hacer esto; no me gusta, sobre todo porque me parece muy molesto y hasta irritante, más si tomamos en cuenta que en este año de existencia, siempre tuve la idea de que éste era un espacio abierto y amistoso y que, cuando llegaba a brotar una descalificación o una agresión innecesarias, eran esporádicas. Pero ahora se han vuelto cada vez más frecuentes -- el que ustedes algunas veces las lleguen a ver, antes de que pueda yo llegar con la mopa a limpiar la guacareada o la pinta obscena me provoca mucha vergüenza- y es por ello que tomé la decisión de moderar comentarios.

Espero que todos ustedes, que son para quienes escribo esto, bueno o malo, baladí o no, pero a diario, puedan comprender mis razones y, sobre todo, que por favor sigan participando. Sus comentarios, fundamentalmente, son lo que hace que este blog sea lo que hasta hoy ha sido. Me debo a ustedes, y es por ello que actúo así, como en su momento lo aprendí -- y nuevamente vuelvo mis ojos a él- de Mariano, mi good guru en estos menesteres de ser blogger.

Mil disculpas de antemano por las molestias, pero espero comprendan que estoy encabronado y que si esta casa es de paredes de cristal, no estoy dispuesto a permitir pedradas, vengan de donde vengan. Sobre todo, porque la construí para ustedes.

Gracias.

14 comentarios:

Sebastiana dijo...

*trompetillas para los anónimos estúpidos*

luz de luna dijo...

Me da una pena ajena que esto pase porque a mi ya me sucedio. Resulta que un amarguete cayo de "rebote" en mi blog y traia pleito casado con otra blogger que visito. Total, comentarios desde que me iba a hacer no se que, con quien sabe que y quien hasta refrescarmela a mi y mi parentela de la forma mas grotesca y burda que jamas hube conocido en mi vida. Castigalos con el latigo de tu indiferencia! Pobrecitos, no tienen vida propia. Esto pronto va a pasar, que al cabo los ANO-nimos ni aguante tienen.

Marta dijo...

Me parece una decisión muy correcta. Los que habitualmente seguimos tu blog, porque te queremos y sabemos de verdad quién y cómo eres, tampoco vamos a consentirle a un ocioso, sin nada mejor que hacer y, probablemente, sin una vida propia, que venga a molestarte e insultarte y a estropear el buen ambiente que aquí se respira.

Besotes.

Ben dijo...

Creo que es una decisión muy inteligente, my dear. Es una desgracia ver como el mundo está lleno de gente que por falta de ideas originales (viste post que según él copiaste? Eso es lo que llamo original, NOT) se dedica a insultar con su amplio y florido vocabulario.

Abrazos, my dear, que la estupidez del mundo no nos detiene.

Cuquita la Pistolera dijo...

Me parece bien tu cambio. Antes dejabas la puerta abierta para que cualquiera entrara a esta casa. La violencia, la intolerancia, la pobreza de ideas de algunos obligan a que tengamos que ver por la mirilla antes de abrir la puerta para no correr riesgos innecesarios. Pasa aquí y también en donde vivimos.

Un abrazote

Yo dijo...

Amiguín: No tienes que pedir disculpas para nada, la culpa es de ese "anónimo" (así entrecomillado) que parece ser que debió tener algún problema (ya sabes a lo mejor se cayó al nacer, y lo malo es que lo levantaron del suelo).Dicen que "quien f.ll. poco j.d. mucho", ¿será el caso?. Besos y abrazos.
¿Me lo puedes moderar y aprobar?, gracias.
Pd.- ¿Quién es él?.

Marisa Cuyás dijo...

Hola Miguel
Hace días que no leo tu blog por tener demasiado trabajo y más preocupaciones.
Haces fenomenal con la decisión que has tomado.
Pero como una amiga que te aprecia te diría que no ofende el que quiere sino el que puede.
Las infamias y hacer daño gratuito últimamente está siendo utilizado muy gratuitamente.
Un beso

manuel avila dijo...

Hola Miguel,

Pues es perfectamente entendible y aquí estaremos leyéndote y comentando como siempre.

Pero ejem, ejem, ¿es necesario la verificación de palabra? No me gusta! jeje.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

¡Hiciste muy bien!

Que este siga siendo un territorio virtual libre envidias y agresiones.

! A la Chingada con todos los Vetarros del mundo !

Francisco Peña

Viviana dijo...

De acuerdo con todos los comentarios.

Hasta para insultar hay que tener valor, y este fulanito anónimo ni siquiera eso tiene.

Los que te leemos, seguiremos haciéndolo siempre.

Saludos y besitos

doña Jimena dijo...

Lo más extraño de los anónimos ofensivos es que insultan igual a todos. Tienen un patrón. Cuando los insultos a la inteligencia se agotan recurren a términos siquiátricos y luego se ponen sexosos. Yo tenía uno. Son molestos. Es como salir en la mañana y descubrir que un graffitero pintó "Rex y Jenny 4ever lovers" en la barda que acabas de pintar.
Saludos!!

emejota dijo...

Querido Miguel: tal y como está el patio, la moderación de comentarios empieza a ser lugar común en los blogs. Es un poco molesto para el administrador, es cierto, sobre todo por la incómoda sensación de verse convertido en algo así como un censor. Y por obligación. Pero es mejor mantener el lugar limpio.

Miguel Cane dijo...

A todos:

Gracias.

Lamento la medida, pero así es mejor.

Sobre el agresor compulsivo (No, Frank, no se trató esta vez de quien tú crees) no voy a decir más. Esa gente no merece atención.

Continuamos con nuestra programación habitual, gracias.

Patricia dijo...

Miguel: yo también pensé, igual que F., que este asunto era más de lo mismo, tú ya entendés de qué hablo.

Lamento que no, y que proliferen estas situaciones, traidas por ese tipo de gente.

Se entiende tu decisión, y además la creo necesaria.

Besos mil
Patricia