sábado, 7 de julio de 2007

3 años


Y aunque alejados,
seguiremos rugiendo juntos,
como en esa calle de Madrid.

Los hermanos no se inventan.

Se encuentran.

Ánimo, valor y gracia.

1 comentario:

Güigua dijo...

¡Felicidades!

¡Que cierto es lo que dices! LOs hermanos, se encuentran y se conservan durante el camino.

Un beso