domingo, 9 de diciembre de 2007

Mrs. Coulter

Nicole Kidman es Marissa Coulter en La Brújula Dorada.

El propio Philip Pullman, autor de la novela, la eligió personalmente, ya que escribió el personaje de la siniestra pero irresistible Mrs. Coulter pensando en ella... y le queda como un atuendo perfecto.

La película es majestuosa. La reseña, muy pronto.

Y, aunque de cierto que muchos amigos míos no comparten la afición (del mismo modo en que yo no comparto las suyas), sé que algunos de mis más queridos hermanos me acompañarán al grito de


KIDMAN, KIDMAN, RA-RA-RA!

11 comentarios:

g. neidisch dijo...

nicolasa kidman me pone...
me pone!!!

g. neidisch dijo...

espero la reseña, pronto. inocentemente le regalé los libritos de pullman a mi hermano... quiero llevarle a ver la película la próxima semana.

Ben dijo...

Es el segundo papel de bruja que hace en un sólo año. ¿Habrá algo por ahí que no sabemos?

Saludos my dear

Nyman dijo...

Solo puedo decir:

KIDMAN, KIDMAN, RA-RA-RA!

Jejeje...

Saludos Miguel...He estado alejado de la red y ya vi mi correo con un montón de pendientes, empezando por tí y acabando con Paco gulp!

Y la peli, pues ya la espero...el trailer no me emociona mucho (no como LOTR) pero se ve bien...y bueno, el dato que das sobre Nicole es atractivo...hay que ver la peli, aunque en el libro, apenas voy en el capitulo 5. A ver si acabo antes de que la estrenen en México.

Abrazotes enormus!

Paxton Hernandez dijo...

Cuéntenme entre a los que Kidman nos pone...pero indiferentes. Zzzzzz...

Pero qué bueno que la peli te gustó y qué bueno que te pareció majestuosa.

Abrazo,

luz de luna dijo...

Pues no soy fanática, pero qué bueno que t pone feliz, saludos, cuando regresas a tu terruño?

Senses & Nonsenses dijo...

yo, que adoro a nicole kidman, no tengo ningún interés. (a no ser que me digas lo contrario), y en el trailer la vi como que había empezado a visitar al cirujano que la retoca a todas (igual). casi me apetece más 'invasión'.
espero que ya estés bien, que te leo un poco raro. que disfrutes de tu gente, recuperes energías, y hablamos a la vuelta.
qué bien leerte con new order! white stripes ...y ahora siboney. IDEAL.

un abrazo.

hugo dijo...

si, es una figura eterea y fria pero perfecta, hay que admirarla. ame el comentario de manola dhargis del nyt que es tan picara, diciendo que le va perfecto el rol a chicombre por la inmovilidad de su cara botoxeada, pues asi se porta una mala de verdad.

saludos, a ver cuando, eh?

Champy dijo...

ZASSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Jake dijo...

Creo que la última vez que comentamos juntos una película de Kidman sólo estuvimos de acuerdo en una cosa: ES MARAVILLOSA.

Espero la reseña.

Mi principal problema, curioso, con las películas de esta mujer es que me embobo.

Saludos,

Jack dijo...

Es la primera vez, desde el infausto ataque del Dr. Botox, en que Nicole Kidman está realmente hermosa. Y majestuosa, es cierto. Cosa que -lamento no compartir tu opinión, sabio Aslan- me cuesta decir de la película, que me ha parecido, sin más, una adecuada ilustración estática del libro, a pesar de que el plantel de actores está excelente y esa niña Dakota Blue Richards es una absoluta fiera (con o sin daimonion).

Vista en foto fija, la peli convence; en movimiento (y una película es movimiento) se limita a un autómata al que le falta la vida y el entusiasmo que le hubiera dado un director de implicado de corazón en el proyecto, no un mercenario (evidentemente, pienso en cierto gordito kiwi y lo que hizo con Tolkien. La adaptación es plana, lamina emociones que hay en el libro (incluído el terror) y el final es tan arbitario, sobre todo respecto al libro, que hasta Mrs. Moneypenny (8) se quejó amargamente de la "porquería de final".

Teniendo en cuenta que la trilogía es una obra maestra de la fantasía ADULTA, sobre todo en su segunda mitad, me da miedo en lo que pueda quedar el proyecto.

Ahora bien: Mrs. Kidman = Mrs. Coulter, y nadie podría serlo más.

Excusad la extensión. En realidad, sólo quería hacer un guiño a mi huésped para que sepa que en Finisterre se le sigue leyendo. Y que Kidman sigue siendo un lazo. Un daimonion compartido.

Abrazos, bicho.

J.