sábado, 14 de abril de 2007

Rituales


Aceptémoslo: todos somos seres de hábitos y pequeños rituales.

Por lo mismo, siempre pienso que la idea de que alguien viva conmigo, es un tanto cuanto imposible: la persona que compartiera lecho y mesa conmigo, tendría que aceptar ciertos rituales y hábitos que tengo y que eventualmente, podrían resultarles raros o difíciles de tolerar a la larga.

Por ejemplo, tenemos el caso de todo lo que hago antes de irme a la cama.

1) Actualizo este blog a medianoche o poco después.

2) Si hace demasiado calor, tomo una ducha antes de entrar a la cama

3) Me lavo los dientes y uso cera dental

4) Suelo ver una película -- si estoy cansado, un fragmento de, o bien un capítulo de alguna serie de TV. Ahora mismo rotan Mary Tyler Moore y Absolutely Fabulous

5) O leo, una media hora por lo menos, de un libro

6) Si me duché, me cepillo el cabello unas cien veces, hasta que comienza a secarse y no se pone "grifo"

7) Apago luces.

¡Pobre de aquél que tuviera que soportar todo eso!

Y tengo otros rituales, menos heterodoxos, pero rituales, pequeñas supersticiones, detallines que me conforman.

Por ejemplo, ahora que llegaron los ejemplares de la novela, abrí la caja y saqué tres libros con mi mano derecha. Los extendí sobre la mesa y los firmé. Uno es para mi madre y mi padre (claro) y los otros dos, para personas muy importantes para mí.

Acto seguido, seguí firmando, pero esos tres eran como un símbolo. Y los primeros diez, fueron firmados con una vieja pluma fuente que era de mi abuelo Miguel y que mandé reparar, para poder usarla yo. No la uso mucho, pero en esta ocasión, fue especial.

Ese es uno de mis rituales.

Podría contar otros, pero éstos, como mis fobias y afectos, son muchos, así que no voy a contarlo justo ahora.

Algún otro día.

Pero si quieren, cuéntenme los suyos...

7 comentarios:

Senses & Nonsenses dijo...

soy fatal para los rituales, los hábitos... o como quieras llamarlos.
por el contrario, soy caótico, ácrata, desordenado,... y un poco veleta.

un abrazo.

Ben dijo...

El único ritual que tengo es el de las mañanas. Me despierto a más tardar a las 7 am. Preparo café. Leo las noticias en línea y actualizaciones de blogs amigos, contesto emails, preparo más café, escribo cualquier cosa, tomo más café. Después de un par de horas me baño, me pongo bello y preparo el desayuno para después comenzar mi día. Jajaja, eso es todos los días, todos.

Un abrazo my dear

carioca dijo...

Bien, todos nosotros tenemos esos pequeños (o grandes) rituales. No hay una sola persona que no los tenga.
Algunos de los míos...

-da mañana, cuando tengo tiempo de hacerlo, escucho un poco de música

-también actualizo mi blog prójimo de medianoche, pero en general de 2 en 2 días

-también me ducho (y hago la higiene dental) siempre antes de entrar a la cama

-me quedo viendo la televisión hasta dormir

Creo que los que puedo percibir más son esos.

Merce dijo...

Supongo que cuando acabas de hacer todo eso, Miguel, empieza a salir el sol.
Yo no tengo demasiados rituales, soy poco constante y además me aburro de hacer siempre lo mismo, tengo que ir cambiando.
El único que tengo es el del café de las mañanas, lo primero que hago es desayunar café con leche o soja, para empezar a funcionar, pero es una necesidad para mi, no una manía. Y creo que ya no tengo más.
B7s

Miguel Cane dijo...

Preciosos:

Pues gracias por compartir los suyos, aún los no-rituales.

De esos también tengo muchos, pero ya se irán enterando de ellos.

Mil besos y gracias.

Dushka dijo...

http://dushkablog.blogspot.com/2006/07/stuck-with-me.html

Miguel Cane dijo...

Querida Dushka:

My point, exactly.

Me encantó.

Besos.