domingo, 6 de mayo de 2007

No, no lo estoy


Antes de venir a Finisterre, pensé mucho en que ahora sí, iba a vivir solo.

Alguien me dijo "Hazte a la idea de que vas a pasar muchos días solitarios en Gijón". Lo tuve muy en cuenta cuando decidí venir.

Hoy, que cociné por primera vez en mi cocina yo solito, para mí, me di cuenta de algo:

No estoy solo.

Aunque no esté con alguien, no lo estoy.

Tengo amigos aquí, a los que veo/he visto/veré en su momento.

Tengo a mi familia siempre conmigo.

A través de un cable, los tengo a ustedes.

Así es que sí, sí, es cierto. Me hago a la idea.

Pero nunca estoy solo.


Hoy, domingo 6 es día de la madre en España. Besos a todas mis amigas que lo son. (Ustedes saben quiénes son)

También, es cumpleaños de mi papá. Hoy cumple 64 años.

Felicidades y te quiero, Papá. Nunca te lo digo ni te lo demuestro como mereces, pero lo sabes. Aquí estás, ¿ves?

Lo dicho, hay una diferencia muy grande entre estar aquí, escribiendo solo, que en sentirme solo. Eso no.

4 comentarios:

@rgonauta dijo...

Tienes razón, jamas estarás solo. Un abrazo solidario. Aguante Miguel!!!!!

Senses & Nonsenses dijo...

estar solo es necesario para encontrarse. en cualquier caso, espero que finisterre te abra un mundo nuevo.
aquí tienes un nuevo amigo.

un abrazo.

Miguel Cane dijo...

Bobby,

Lo sé. Y como quiera que sea, siempre habrá una casa aquí, con vista al mar, para ti.

¡Gracias por estar!

M

Miguel Cane dijo...

Senses/Sensei,

¡Lo sé! ¡Y es espléndido tener amigos en Babilonia!

Lo mejor, es tener siempre línea abierta.

Un abrazo, querido.